Nov 24

¿Para quién lo hago?

1Co 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

 

Hace bastante tiempo que este pasaje me dio una galleta, saben a lo que me refiero?, pues  a una cachetada. Siempre, desde pequeño dije que mi vida estaría consagrada al servicio a Dios, y bueno, mi historial de vida eso ha demostrado, donde realmente he sacrificado muchas cosas, sueños y demás por el servicio a Dios, y aun hablando de servicio, ¿qué es lo que a nuestra mente viene cuando hablamos de “servicio a Dios”?, pues quizás pensemos en un ministerio en la iglesia o bueno, un ministerio paraeclesial que al final sirva  a los intereses de iglesias locales y creyentes en general, ya sea denominacional o interdenominacional, y bueno, también digamos, servir en la iglesia, un día que haya visitas y servir los alimentos, o cualquier cosa de esas que tenga que ver con la iglesia. Pero, si pensamos un poco más, nos daremos cuenta que el servicio a Dios va más allá de todo eso, y como tal, no quiero hablar aquí ahora del servicio a Dios, pero esto tiene bastante relación con el mismo, porque decimos que queremos que nuestra vida de gloria a Dios, y que todo lo que hagamos de gloria a Su nombre, ¿pero no suele sucedernos que es más el tiempo que nos olvidamos de esto que el que lo tenemos presente?, valla, no estoy hablando de ti que me lees, eso solo lo sabes tu, estoy hablando de mi mismo, porque si quiero  que mi vida de gloria  Dios y todo lo que haga sea para Su gloria, pero en la mayoría de las cosas que hago, ni remotamente tengo esto en la mente. Pues este pasaje que comparto con ustedes, aunque en su contexto habla del no ser piedra de tropiezo a otros con cosas como la comida y la bebida, nos deja ver que cosas tan simples, como el comer y el beber que es algo que hacemos a diario desde que nacemos, hasta eso debiera ser hecho para la gloria de Dios, así que si cosas tan simples como comer y beber debieran ser hechos para Dios, cuánto más todas las otras cosas que en nuestro diario vivir hacemos? Como cristianos salvos (recuerden lo que decía en el escrito anterior), todo cuanto hagamos, debe apuntar a la gloria de Dios, a complacerle, a honrarle, y a contentar Su corazón, pues pensando bien, desde este punto de vista, esto es lo que marca una diferencia entre una vida religiosa, y una consagrada a Dios, y leyendo un comentario referente a este pasaje decía que el vivir de esa manera, dando gloria a Dios en todo, nos serviría de dirección cuando no hay reglas expresas, o cuando no sabemos realmente como hacer las cosas bien, o al menos de la mejor manera posible, porque, ¿cuántos de nosotros, en algún momento de nuestro crecer espiritual no fuimos con nuestros pastores o líderes inmediatos a consultar alguna decisión a tomar porque no sabíamos que era lo mejor?, gracias a Dios que en esos momentos teníamos a esapersona para la consulta,pero suponiendo que no hubiera sido así?, pues, es menester que sea un principio directriz preguntarnos: ¿es para la gloria de Dios? o ¿cómo puedo glorificar a Dios por medio de esto?, porque nuestra conducta en general debe ser motivada por el intenso deseo de agradar a Dios en todo. En base a ello, donde quiera que estés, puedes hacer de ello una vía para glorificar a Dios, si estudias, acaso no tienes cientos de oportunidades a diario para servir a Dios, y que todo lo que hagas sirva para Su gloria?, si trabajas, ¿con cuántas personas no lidias a diario?, claramente está que estudiantes, trabajadores estatales, y hasta por cuenta propia tienen más oportunidad de interactuar con otros que aquellos que estamos sirviendo a tiempo completo en una iglesia o ministerio, y es ahí donde tienes más oportunidades de hacer más cosas para la gloria de Dios, porque si, trabajar o servir, como a mi me gusta decir, a tiempo completo en una iglesia, es algo buenísimo, es maravilloso, pero desde donde estás, puedes hacerte de tu propio campo misionero y terreno para glorificar a Dios, tu escuela y tu trabajo con todos tus compañeros, ese es tu campo misionero, ese es el campo en el que Dios te tiene, y espera que cumplas Sus propósitos, no un día, sino a diario, en todo. Ya no digas más que eres un médico cristiano, o un estudiante cristiano, o cualquiera que sea tu ocupación, sino, antes bien, di que eres un cristiano médico, un cristiano estudiante, porque esa es nuestra identidad principal, recuerda que no somos de acá, porque acá estamos prestados, y que nuestra ciudadanía es de arriba, del lugar que nuestro Señor fue a preparar para que donde Él está, nosotros también podamos estar. Así que, sea el sentir de nuestro corazón, nuestra meta, el poder servir y dar honra a Dios en todo, en donde quiera que estemos, y con todo aquello que Dios ponga en nuestras manos, ¿cuántos de nosotros no le hemos pedido a Dios algo como un celular, una pc, un Tablet, etc.?, y Dios, en su bondad y misericordia nos lo ha concedido, y gracias a Dios por ello, pero he visto como en cosas tan simples como esto, lo que era una bendición de Dios para la vida de alguien puede volverse un obstáculo, porque ya no pasan tanto tiempo leyendo las escrituras como antes, o en los ejercicios de edificación a nuestra vida espiritual, o simplemente compartiendo con la familia y otros, sino que ahora el centro tiende a ser ese dispositivo que tanto queríamos, no, no dejemos que nada de eso nos pase, y este es solo un ejemplo detantos que pudiéramos citar, por eso les digo que tratemos de dar gloria a Dios con todo, con todo lo que somos, lo que hacemos, decimos,pero también con aquello que Dios pone en nuestras manos, por ello no olvidemos a cada momento las dos preguntas claves que les decía, ¿es para la gloria de Dios? y  ¿cómo puedo glorificar  aDios por medio de esto?. Seamos de esa gente que es capaz de alegrar el corazón de Dios y de hacerle sonreír.

Por favor, si tienes la posibilidad, no olvides compartir estos escritos en las redes sociales, o enviarlas por email a tus contactos, no sabes para a quién Dios puede hablarle si así lo hicieras, sé un canal de bendición a otros. La paz de Dios sea con ustedes

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Cada cosa que hagamos para la gloria de Dios… Esto es una realidad, fuimos hechos por Él y para Él así que hasta lo más mínimo debe estar dedicado a Dios. También es genial servir a tiempo completo en la iglesia pero Dios nos llama también a fuera; sus últimas palabras fueron: “id, y haced discípulos” (Mateo 28.19) y cabe decir que nuestra vida es el mejor evangelio que vamos a predicar a una persona, así que si esta glorifica a Dios y le agrada…
    Algo que decías y que he estado pensando, “Dios es nuestra carrera”, todo lo demás se subordina a Él.
    ¿Te importa si publico esto en mi blog?

  2. Claro que no, puedes compartir todo el contenido que consideres necesario. Solo te agradeceríamos que identificaras la fuente. Un abrazo. DTB

    • Yosvany on 28 noviembre, 2017 at 3:33 pm
    • Responder

    Gloria a Dios por este artículo de veras que cada día es un gozo enorme el poder leer, compartir y disfrutar de este blog y el contenido del mismo.La información que se brinda en el mismo es de gran ayuda para el pueblo de Dios incluso son instrumentos en las manos de papito para responder oraciones, tomar decisiones o reflejar en las condición espiritual en la cual se encuentra la vida de algún hermano. Cada día los temas son más profundos y siempre encaminados a la edificación de los hermanos. Continúen así y aún más. Declaro la inmensa sabiduría, conocimiento y revelación de Dios sobre cada uno de los miembros del blog.
    Gracias Dios por permitirnos el poder interactuar con un blog tan bueno y un equipo de trabajo consagrado a tu obra y ministerio.
    A todos les llegue mi más cordial saludo, abrazo y agradecimiento de hermano. Dios les continúe bendiciendo rica y abundantemente.
    GRACIASASSSASASASAS

    1. Gracias por tu comentario mi hermano. Dios te siga bendiciendo

Deja un comentario

Your email address will not be published.