Consagración a toda prueba: el reclutamiento

Aproximadamente en el año 605 a.C., Nabucodonosor, rey regente de babilonia, se enfrentó a los ejércitos de Egipto y Asiria unidos, en una de las batallas más importantes de la antigüedad: la batalla de Carquemis. En esta batalla, Nabucodonosor derrotó de forma aplastante al emperador Necao II, convirtiendo a Babilonia en la primera potencia mundial de oriente medio.

Poco tiempo después  de estos sucesos Nabucodonosor  sitia a Jerusalén y la conquista. El reino de Judá había sido preservado más de un siglo después del cese del reino del norte. Pero el pueblo nunca quiso escuchar las palabras de los profetas que anunciaban que el juicio y la ira de Dios vendrían sobre ellos por causa de su desobediencia.

Después de haber conquistado el reino de Judá, la  nos narra que Nabucodonosor empezó un proceso de reclutamiento donde pretendía llevar a su corte real los más aptos: solamente aquellos que cumplieran con su criterio de selección.

¿En qué consistía este criterio de selección? Dicho en una forma resumida: solo serían escogidos aquellos jóvenes que fueran lo mejor de lo mejor, los que fueran superior a todos los demás en lo social, físico e intelectual. ¿Con qué intención Nabucodonosor hizo esto? ¿Para que necesitaba él jóvenes de las naciones vencidas?

Sin duda alguna, con la ambición de Nabucodonosor de dominar todo el mundo conocido, llegaría el momento en que el número de los conquistados seria mayor que el de los conquistadores. Nabucodonosor consciente de esto, creo un plan genial. Este hombre eligió de las naciones conquistadas a los jóvenes con cualidades superiores al resto.

Con la intención de aislarlos y someterlos a un proceso de culturización donde pretendía babilonizarlos: hacer que estos jóvenes se olvidaran por completo de sus raíces, en otras palabras, quería lavarles el cerebro y llevarlos a pensar, actuar, y sentir como babilonios. Ese era el plan. De esta manera Nabucodonosor quería formar siervos leales que le ayudaran a dirigir tan vasto imperio.

A pesar de que fueron reclutados numerosos jóvenes ─el versículo 6 lo deja ver entre líneas─  la Biblia nos menciona únicamente a cuatro jóvenes hebreos: , Ananías, Misael, Azarías. ¿Cuál es la razón para esto? Bueno, creo firmemente ─aunque esto es terreno especulativo─ que solo estos cuatro jóvenes fueron capaces de mantenerse firme y no perder su identidad en medio del proceso de babilonización al que fueron sometidos.

Estos jóvenes nunca se olvidaron de su relación con el pueblo de Dios; nunca se olvidaron de su Dios. Y las cosas que narra Daniel en los primeros 6 capítulos de este libro ─la parte histórica─ corroboran esta verdad.

Examinemos un poco más de cerca el plan de Nabucodonosor para tener una mejor idea de la gran fidelidad y convicción de estos muchachos.

Primero quiero mencionar que según la mayoría de los eruditos y especialistas, los jóvenes reclutados tendrían unos 14 0 15 años. ¡Eran niños! Esta es una edad donde la persona, generalmente, aun no tiene convicciones bien desarrolladas, pero ya están entrando en el tiempo de empezar a adquirirlas.

Este es el punto exacto donde Nabucodonosor los quería: jóvenes brillantes, pero sin convicciones aun suficientemente desarrolladas para poder  transmitirles las convicciones que él quería.

Nabucodonosor no llevó a estos jóvenes a un campo de concentración. ¡No! Los llevó a su palacio real. Estamos hablando del hombre más poderoso del mundo en ese momento, y también, del más rico. Estos jóvenes fueron «condenados» a vivir en un palacio con todas las comodidades que una persona pudiera desear en ese tiempo. ¿Cómo actuaríamos nosotros en semejante escenario?

¿Mantendríamos nuestra integridad cristiana en un lugar lleno de los placeres y manjares que este mundo ofrece? Ciertamente estos jóvenes tenían todas las de perder. No solo fueron aislados en medio de la comodidad pagana, también fueron adoctrinados, y seguramente, el Dios de Israel no estaba en ninguna de las materias que estudiaron. Aun sus nombres fueron cambiados.

¿Cuál fue la actitud de estos jóvenes en medio de ese proceso? Estos jóvenes demostraron que a pesar de su corta edad, sus convicciones estaban perfectamente desarrolladas. No se opusieron al cambio de vivienda, no se opusieron a estudiar ─el conocimiento correctamente enfocado no nos separa de Dios─. No se opusieron a que les cambiaran el nombre. Pero cuando llegaron al momento de la comida, con todo respeto, pidieron no contaminarse.

¿Cuál era el problema con la comida? De seguro no les estaban obligando a comerse un potaje de chícharo ─es una broma─. Eran los mismos manjares de los que comía el rey. Al parecer esta comida había sido previamente ofrecida a los ídolos, pues nada era servido en la mesa del rey sin antes haber sido ofrecido primero a alguna de las deidades paganas de Babilonia.

Participar en esta comida era un acto directo de adoración a estos dioses y esto constituía una violación directa y flagrante de la palabra de Dios (Ex 34:15). Es impresionante ver como jóvenes de solo 14 o 15 años tenían la sabiduría suficiente para saber qué cosas se podían negociar y cuáles no.

Si analizamos la estrategia de Nabucodonosor nos daremos cuenta que esto es lo mismo que trata de hacer el enemigo de las almas.

El mundo quiere que pensemos, sintamos y actuemos, no según la palabra de Dios, sino, conforme a los patrones de este mundo. Debemos tener cuidado de las influencias que el mundo usa para lograr sus propósitos, de lo contrario, podemos caer en el error. Ya no tenemos que ir al palacio de Nabucodonosor, pues vivimos en la era de la información. Los medios de comunicación se encargan de llevar a Babilonia a nuestras casas.

Daniel, Ananías, Misael, Azarías, demostraron que Dios era lo primero en sus vidas. No estuvieron dispuestos a cambiar al Rey y Señor de este universo por un plato de comida y Dios honró esa fidelidad. Que Dios permita, que seamos hombres y mujeres con esa actitud toda nuestra vida.

 

(Continúa con nosotros esta serie en sus tres próximas entregas).

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal