´´Cristo viene pronto´´

´´CRISTO VIENE PRONTO´´

   Una de las preguntas más frecuentes en el mundo es ´´el por qué si existe un Dios todopoderoso que a su vez es amor; hay tanto sufrimiento; guerras y enfermedades´´. El mundo moderno sucumbe en notables cambios socioeconómicos y científicos; sin embargo poco a poco se ha ido olvidando el legado que nos dejó el Salvador de la humanidad. Pensando en esto llegaban a mi mente recuerdos de lo que he aprendido en los caminos del Señor. Si algo hay que me entristece es el percibir cómo poco a poco la enemistad crece, dividiendo la raza humana; afectando a grandes y chicos y atentando en contra del maravilloso plan de Dios.

          Este panorama es sólo la antesala al cumplimiento de una promesa que llena de esperanza al pueblo cristiano: ´´La venida de nuestro Redentor´´.

Durante su vida Jesús proclamó el amor del Padre y su efecto en el corazón del hombre. Muchos ponen en duda esta realidad alegando fanatismo o locura en los que piensan así. Pero es justamente el accionar de los seres humanos lo que poco a poco ha ido destruyendo lo que Dios creó con tanto esmero y dedicación, sin embargo hay quienes aún luchan por llevar el mensaje de salvación a aquellos que necesitan aliento; todavía hay quienes alaban a Dios de corazón sincero; aún hay muchos que aman sin hipocresía. ¿Y; quiénes son estos? Estos son los que han renunciado a los placeres de este mundo a cambio del placer de ser usados por el Señor; son los que se han negado a sí mismos para proclamar el nombre de Dios en todo lugar; son estos los que creen en su palabra y la defienden aunque les cueste la vida.

Y es aquí donde cabe preguntar: ¿Por qué enfocarse en las dificultades y los problemas? Pues la respuesta es sencilla; porque es más fácil justificarse y culpar a alguien más que aceptar la propia condición. Pero esta conducta la asumen sólo los cobardes que no son capaces de enfrentar sus temores y superar sus debilidades; los que viven de manera liberal y autónoma; encerrados en una burbuja que aparentemente los aleja de los conflictos de esta vida; ignorando que van sin rumbo camino a la perdición. ¿La razón? Es justamente que le han dado la espalda al que puede guiarles por la senda correcta. Y es en este momento cuando la mayoría piensa que la vida el cristiano es sólo restricciones y ordenanzas; pero no es así.

          Si bien es cierto que Dios estableció mandatos y estatutos para sus hijos, lo hizo por una buena razón: Él no quiere verlos fallar; por lo que indica la manera correcta de dirigirse en este mundo para que así puedan disfrutar plenamente de lo que se propongan hacer; sin embargo, el Señor no obliga a nadie; como todo un caballero Él pide permiso para entrar en el corazón del hombre y hacer de este su morada para cambiarlo y santificarlo en su nombre.

        Los que ponen como pretexto la influencia de las calamidades de  hoy día para no aceptar seguir a Cristo, o que no se sienten preparados; simplemente no quieren aceptar su verdadera posición: Es el hombre quién necesita de Dios y no al revés; pues desde el momento en que el hombre se alejó de su presencia obstaculizó la vía de acceso a la presencia del Señor.

       Y fue en la cruz del calvario donde se dio al hombre la oportunidad de llegar a Dios sin necesidad de un mediador fuera de Cristo. Ese sacrificio redentor; negado por muchos, y rechazado por otros; sólo tiene efectividad en un corazón arrepentido y dispuesto a ser llenado por la maravillosa presencia de Dios.

     Aquellos que sean capaces de reconocer a Dios como Señor y Salvador no sólo recibirán grandes bendiciones; sino que también afectarán a los que les rodean, influenciándoles a compartir el hermoso regalo de la salvación.

Si eres de los que ya han tomado la decisión de seguir a Jesús, te tengo grandes noticias, eres hijo de un gran rey, y por tanto eres un príncipe o princesa de su reino, y él quiere que sepas que te bendecirá en donde quiera que estés; y si por el contrario aún no has tomado la decisión de aceptarle; te recomiendo que te apresures pues el tiempo se está agotando y puede que cuando te decidas sea muy tarde; pero te tengo grandes noticias a ti también: tú puedes ser un príncipe si le aceptas y decides seguirle; la decisión es tuya, cristo está a la puerta y desea que salgas a su encuentro.

Autor: Carlos De la Cruz Calunga

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal