El Lugar Secreto

Los afanes del mundo cada día tienen un impacto más negativo sobre nosotros y nuestras vidas. Hay muchas cosas del mundo que nos alejan de la presencia y la gloria de Dios. Todas ellas nos retrasan o nos roban las bendiciones que el Señor, de antemano, preparó para nosotros; por ello, deseo compartir hoy contigo una forma de restablecer esa comunión con el Padre celestial para que el 2018 sea un año bendecido en todas las áreas de tu vida e igualmente sea lleno de muchos éxitos. La Biblia nos enseña en Mateo 1: 35 que el Señor Jesús se levantaba bien temprano e inmediatamente buscaba la presencia de Dios Padre, ¿verdad?  Esto quiere decir que Jesús oraba para entrar en comunión y conocer la voluntad de Dios para Su vida. La oración es un momento de intimidad que tenemos con Dios, un espacio donde le damos gracias, le pedimos protección, le contamos nuestros problemas, donde le permitimos que nos hable, en fin, conversamos con Él acerca de nuestro día a día. Para Jesús no había distracciones, Él sabía la importancia de la comunión con el Padre y por eso le buscaba desde temprano en la mañana.

Sé que hoy tenemos la televisión, el Internet, las redes sociales, los chatrooms, los teléfonos inteligentes, Netflix, hulu, Youtube, etc. Todas ellas buscan alejarnos del Padre de la bendición. En muchas ocasiones impiden que entremos en intimidad con Él. Una de las mejores lecciones que he podido aprender está en Mateo 6:33 – RVR1960, “mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Pues, ten fe que Dios añadirá lo que necesitas en Su tiempo, OJO, en Su tiempo. ¿Sabes por qué a veces las cosas no te salen como has querido? Pueda que sea por dos razones:

  1. Buscar a Dios (en intimidad y en oración),
  2. Y, por último, poner tus planes en Sus manos, pero que ante todo se haga Su voluntad.

Te invito a restablecer esa comunión con el Padre y verás cómo Él empezará a obrar y a entregarte las peticiones de tu corazón. Inicia por establecer un lugar secreto en tu casa, puede ser tu cuarto o un lugar especial de tu casa consagrado para hablar con Él, pero recuerda que debes buscarle temprano de mañana y entregarle tu día para que todo te salga bien. Es necesario que también leas La Palabra para que aprendas a conocerle y a entender el propósito que tiene para ti. Dios te hace una promesa en Mateo 6:6 – RVR1960, “tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará”, esto quiere decir que los deseos de tu corazón se cumplirán y los demás verán cómo tu Dios te recompensa, y cuando se pregunten cuál es el secreto de tu prosperidad, de tu éxito, tú les dirás “el lugar secreto”.

Dios te bendiga ricamente hoy y siempre, no olvides ser de bendición para otros, comparte este mensaje.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.