El papel de la iglesia en el fin del genocidio en Rwanda

Rwanda conmemoró este mes el aniversario 25 del fin del genocidio que le costara al menos 800 000 personas muertas en 1994.

Ese conflicto, según apunta el medio digital cristiano Protestante Digital, comúnmente ignorado por la comunidad internacional, está aún viviendo sus momentos de sanación en el alma del país.

Bélgica colonizó el territorio rwandés durante más de cuarenta años y favoreció a la minoría tutsi en detrimento de la población hutu. Pero en el acto conmemorativo de este miércoles, los primeros ministros de cada una de las dos naciones participó de un acto de paz y doloroso recuerdo.

Acto conmemorativo de este mes en Rwanda. Foto: Tomada de Protestante Digital

El enterramiento de los restos mortales de miles de personas asesinadas en 1994 y que todavía siguen en fosas comunes o en paradero desconocido es uno de los pasos por los que aún pasa una nación que ha tardado en cerrar estos ciclos psicológicos.

Miles de muertes anónimas y desconocidas para la comunidad internacional. Foto: Tomada de El País

Y lo que se conoce menos aún es el rol decisivo de la iglesia cristiana en esa reconciliación.

La iglesia de Cristo, fuente de paz

Se trata de un país mayoritariamente cristiano (alrededor del 90% de la población, según Joshua Project, es cristiana). Así que las iglesias también han participado en la recuperación.

Así expresó Alex Shyaka, miembro  de los grupos bíblicos universitarios de Ruanda,  a PD: «la iglesia ha desempeñado un papel fundamental en la sanación y la reconciliación entre tutsis y hutus, a través de programas de restauración ofrecidos por iglesias y organizaciones cristianas».

«Incluso en la organización con la que trabajo» (GBUR), dice Shyaka, «la sanación y la reconciliación son la base del discipulado entre los estudiantes universitarios», asegura.

Un trabajo valioso en una sociedad que todavía sigue afrontando las heridas y las consecuencias de una de las mayores matanzas del siglo XX.

«Las iglesias también han estado apoyando iniciativas gubernamentales en cuanto a la provisión de las necesidades básicas a los supervivientes del genocidio», remarca Shyaka.

(Con información de Protestante Digital)

Tomado de MaranataCuba

3 comentarios

  1. Cosas como estas me hacen reflexionar cada día, es increíble el egoísmo que se vive en el mundo a estas alturas, el ser humano matándose a sí mismo, hasta donde alcanzo a entender ni los animales hacen esto, si porque tienen una cadena alimenticia en el sentido más amplio de la palabra, se supone que su cerebro es menos desarrollado que el nuestro, que son menos inteligentes, que se puede esperar en este mundo lleno de violencia. El propio hombre matando al hombre parece una comedia pero es todo lo contrario, es un drama y no cualquier drama, se trata del derecho a la vida. El hombre o tal vez otra cosa, lo único que hace es destruir su casa y eso es el planeta tierra pero no le basta, se destruye así mismo lo antes posible, esas ansias de poder de tener el control etc., adonde vamos a parar, la palabra del Señor es clara al respecto es tan clara y eficaz que la mayoría de los que estamos en este mundo no la ven no alcanzan a entenderla ni aunque se las digan. DIOS quite de ellos esa ceguera espiritual como nos la quitó a los que hoy estamos en sus caminos: Sabemos que somos hijos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.
    Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna. 1ra Juan.Cap5.V 19-20.

      • Iris Oropesa en 8 mayo, 2019 a las 10:11 pm

      Nos complace mucho que llegues a la reflexión edificante. Es el propósito. Dios te bendiga.

  2. Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Génesis 6:5
    Cito este pasaje el cual revela la condición del hombre después de haber pecado Adán y como se manifiesta en un declinar constante hacia lo malo al punto que Dios destruyó aquella generación con el diluvio salvando a Noé y su familia.
    No hemos cambiado hacia lo bueno con respecto al Señor sino que la maldad se ha multiplicado sobre la tierra contaminándolo y destruyendo todo a su paso hasta que Dios le ponga fin.
    Jesucristo anunció en Mateo 24 que ante de su venida iba a ver guerras y rumores de guerra y que se levantaría nación contra nación entre otro acontecimiento más que sucederán los cuales son señales para que los cristianos estén apercibidos y velando, para que no nos sorprenda dormido en las cosas de este mundo sino ocupado en los asuntos del Reino de Dios: porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Mateo 24:37.
    Cuando reflexionamos en todo lo que acontece en estos tiempos llegamos a la conclusión que es momento de estar orando y clamando a Dios en todo tiempo sin desmayar por su Iglesia y por todo, ya que los días irán de mal en peor, pues se cumplirá la palabra de Señor en todo lo que ha de acontecer.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal