Ex traficante se convierte en pastor y gana 5000 mil almas para Cristo en África

El pastor Junior Trueno a alcanzado un gran reconocimiento por sus predicaciones llenas de poder luego de que Cristo cambió su vida. El fue traficante y adicto a las

drogas, pero hoy predica en todo Brasil. Él testifica que sólo en África ha alcanzado más de 5 mil vidas para el Evangelio.

“Cuando acepté a Jesús hace 20 años yo estaba hundido en las drogas y en el tráfico. La presencia de Dios fue tan fuerte en mi vida que yo me entregué a él y el otro

día llamé a las mujeres que yo estaba involucrado y le dije: ‘No quiero más’. Ellas preguntaron Por qué. Y yo respondí: ‘A partir de ayer entregué mi vida a Jesús’. Me

acerqué a los muchachos y dije: ‘No estoy más, salí’. También preguntaron Por qué. Y Contesté: ‘A partir de ayer yo entregué mi vida a Jesús’. Y ellos respondieron:

‘No doy tres meses para que esté de vuelta’. Y se están por cumplir los 20 años “, explicó.

“Yo olía tanta cocaína que salían pedazos de carne de mi nariz, con mucha sangre. Nunca olí la cocaína sin tener una botella de whisky de mi lado. Eran de cinco a

siete gramos que olía al día. Cuando entregué mi vida a Jesús, al otro día me sentí asustado de oler. No necesité ir a una clínica, ni a un Centro de Recuperación. El

Evangelio me recuperó aquella noche”, señaló.

A sus 16 años el ya conocía lo que era recibir disparos en su cuerpo. 15 días antes de entregarse a Cristo, su madre habló con él seriamente, diciendo que ella estaba

orando por él pero que Dios le había dicho que él se encargaría a partir de ahora personalmente. Fue entonces cuando él se enfrentó con la policía en un tiroteo y allí

fue herido gravemente.

En ese momento quedó solo. Lo único que hizo fue mirar al cielo. Comprendió en aquel momento que nadie podía salvarlo, nadie. Hoy entendió por qué el policía no dispró

directo a su cabeza. Fue el mismo Dios, aseguró. Miró al cielo y dijo:
‘Dios, si no me deja morir, hago un pacto contigo’. Fue entonces cuando sangré hasta el borde de la muerte, mencionó.

Lo único que salió de su boca: ‘Dios tenga misericordia’. A las 3:00 lo trasladaron para realizar la cirugía y en aquel día Jesús inyectó su sangre en mi sangre, dijo.

No podía resistir más. Yo estaba perdiendo mucha sangre. Seis horas después me fui al hospital. Era Dios guardando mi vida para que yo pudiera estar aquí hoy diciendo

que fui salvo. Que él es quién sana, libera y lleva al hombre al cielo.

Tomado de:

Ex traficante se convierte en Pastor y gana 5.000 almas para Cristo.- África

3 comentarios

  1. Muy fuerte!!! Una vez más nuestro Padre muestra su gloria!!! Quizás este hermano nunca se imaginó predicando al Rey de reyes, ni sus amigos le dieron más de tres meses; sin embargo lo que para otros parece imposible, par nuestro Papá es posible; es más, creo que a Dios le agradan las cosas “imposibles” porque se glorifica por medio de ellas y muestra su poder al quitar la etiqueta -imposible-.

    1. Dios te bendiga hermana. Así es nuestro Señor de maravilloso, puede hacer de lo que parece imposible e inservible, un instrumento de valor para su gloria y honra. Saludos

    • alexander en 22 diciembre, 2017 a las 3:07 pm
    • Responder

    lo q mas me gusta de este testimonio es q una vez mas nos muestra q el unico con poder verdadero para combertir las almas de los hombres es cristo sigan predicado y dejen q Dios aga su travajo ok por favor prediquen a toda criatura sea brujo,mendigo borracho , a tu familia a todos y dejen q Dios aga el resto DIOS LOS BENDIGA Y FELISES NAVIDAD

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal