Extraña forma de sacrificarse

La_Pasión_de_CristoJuan 18:28

En los momentos finales del antes de la , los sacerdotes pusieron mucho esmero en mantener la observancia de la ley de Moisés en cuanto a los asuntos ceremoniales se trataba.

No quisieron echar los treinta siclos de plata que devolvió Judas en el tesoro de las ofrendas, para no contaminarlo, porque era precio de sangre. (Mateo 27:6).

Anás y Caifás, con su compañía, no quisieron entrar en el pretorio esa mañana para no contaminarse y así poder comer la .(Juan 18:28).

Luego, los no quisieron que los cuerpos de los crucificados quedasen en la cruz en sábado, así que pidieron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y acelerar así su . Ese sábado era de gran solemnidad, así que no querían quebrantarlo (Juan 19:31-33).

Finalmente, lo sepultaron con premura, porque era la preparación de la pascua, y no querían que la fiesta se contaminase.

Ellos seguían impertérritos su celebración pascual, procurando realizarla estrictamente según la ley y la tradición. Ellos no querían contaminarse con un malhechor que era ajusticiado. ¿Cómo podían ser estorbados por un así?

Las formas de santidad exterior eran de gran valor para los judíos. Sin embargo, el Señor había dado muy mal testimonio de ellas.

¡Qué absurdo! ¡Qué locura! No quisieron contaminarse con Jesús, y le mataron para sacarse de encima a un blasfemo.

El Señor había dicho a sus discípulos: “Cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a .” (Juan 16:2). Esa palabra encontró en Él primero su cumplimiento. Desde entonces, mucha sangre inocente se ha derramado bajo tal premisa.

La ceguera de los judíos, ocupados en las formas externas de una religión vacía de contenido –de verdadera santidad– no es la única en la historia. Hoy día también campea en medio de la cristiandad. Hoy mismo es dejado fuera de muchos ambientes, porque hay que guardar las formalidades, y porque su presencia es ignominiosa, y estorba.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. En esta publicación está bien reflejada la cultura judía de la época, la cual no ha variado mucho desde entonces.

    1. Es cierto que muchos judíos de la época del Mesías y los de ahora, hacen énfasis desmedido en formas externas, pero no podemos negar que las enseña la Biblia, AHÍ están esas normas. Ahora, es cierto que los judíos observantes lo llevan al extremo y olvidan el espíritu de lo que se dice… pero cuidado con la crítica contra este pueblo, en el cual nosotros hemos sido INJERTADOS entre ellos. Por la fe.
      La jactancia es siempre mala, pero sobre todo contra los judíos, porque la salvación VIENE de los judíos.
      Jesús es el REY de los judíos.
      Saludos a todos
      y Shalom!

    • Angel de Dios en 20 noviembre, 2013 a las 6:17 pm
    • Responder

    Cuando las personas prestan mas atención a las enseñanzas exteriores se convierten en personas exotéricas, que solo buscan el ambienten material del mundo circundante. Pero cuando las personas prestan atención a la enseñanza del espíritu, la cual es multifacética entonces comprenden a Dios y esta enseñanza es esotérica lo cual significa desde el interior, ve a tu interior, pero no te sugestiones cuando el espíritu se alinie contigo, lo sabrás si has leído esto, y lo has interpretado según como el espíritu lo declara realmente. Recuerda no trastes de convencer a los escépticos, háblales como tu deber, pero presta atención, manso como paloma pero astuto como serpiente, si no desean escucharte los, hasta que ellos decidan volver a ti, y cuando lo hagan si es de corazón, acéptalos sin reparos, pero recuerda solo si es de corazón..

  2. Según tú: “Las formas de santidad exterior eran de gran valor para los judíos. Sin embargo, el Señor había dado muy mal testimonio de ellas.

    ¡Qué absurdo! ¡Qué locura! No quisieron contaminarse con Jesús, y le mataron para sacarse de encima a un blasfemo.”
    “La ceguera de los judíos, ocupados en las formas externas de una religión vacía de contenido –de verdadera santidad– no es la única en la historia.”

    Mi hermano, saludos ante todo, estás ignorando algo clásico: Era necesaria “esa ceguera en parte de los judíos para que TÚ y todo el mundo hoy fuese salvo”. Si no sabes de lo que hablo te sugiero que leas toda la carta a los Romanos. La jactancia contra las RAMAS naturales NO conviene. Si Dios no perdonó a los que se endurecieron en su orgullo, tampoco te perdonará a tí si te jactas contra ellos.
    La cuestión no es criticar a los demás, es saber ser acepto por la fe en Cristo. Y esto se logra siendo pacificador, no criticando y condenando otras formas de la fe.
    Saludos, y espero algún día entiendas la lección.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal