Hay esperanza

Hay .

Autor: Joel Aguilera Nobal.

Iglesia Cristiana Pentecostal de Cuba en Guisa.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero”. 1Timoteo 1:15

Esta cita de Pablo tomada del Nuevo Testamento de la Biblia nos indica que Dios llama a todos los hombres a recibir la salvación que es en su hijo Jesucristo. Es una eficaz exhortación, un desafío a no vivir más angustiados o desesperanzados, pues, hoy tenemos esperanza sino ignoramos la verdad de esta declaración.

Querido lector requiero su sincera atención en unos cuantos minutos, te prometo que seré breve a causa de su valioso tiempo. Tengo el propósito de comunicarle un importante mensaje que le impartirá esperanza a su vida hoy y seguridad en el futuro.

¿Esta usted a la expectativa de las noticias? Les felicito, es una buena inversión del tiempo y estaríamos de acuerdo en que la mayoría de lo que oímos es catástrofes naturales, sufrimiento, Dolor y muerte. En los últimos años el mundo está siendo sacudido por eventos y circunstancias sin precedentes pero que Cristo pronosticó cerca del año treinta del siglo I, que sucederían en diferentes partes del planeta; “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”. Mateo 24:6,7 y 8.

En los últimos meses enfermedades muy graves han puesto en alerta al mundo y muchos buscan desesperados  una solución que traiga el bienestar que dé fuerza para continuar este peregrinar. Se hacen esfuerzos por traer a los hombres  un mundo mejor, se emprenden grandes proyectos, se invierten grandes recursos y el clímax de desasosiego va en continuo aumento, circula tanta falsa información que aumenta el caos.

¿Qué pasa hoy? ¿Qué sucederá mañana? Se pregunta el corazón. Por más sombrío que parezca, todavía hay solución, para ti todavía hay esperanza y es nuestro propósito transmitírtelo. Ha mediado de la primera parte del siglo I de esta era cristiana, un doctor en teología llamado Pablo de Tarso expresó las palabras citadas al principio y que brevemente analizaremos.

Los gobiernos del mundo se reúnen, realizan convenciones, toman acuerdos, etc. Pero cada vez es mayor la  frustración al no poder cumplir sus palabras “No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos”. Vea Salmo 146 en la Santa Biblia. Pero el escritor dice enfáticamente que su tratado es fiel, Observemos.

  1.            I.          Palabra fiel.

Es una declaración que corresponde a la confianza puesta en ella o a lo que exige de ella el amor, la amistad, el deber, etc. porque “Dios”, quien la pronuncia, “es fiel” a su palabra. Creemos que tenemos suficientes motivos para creer que Dios no nos ha olvidado porque lo demuestra la fidelidad de la Biblia; Su enseñanza fidedigna e inigualable, la exactitud histórica de sus muchas profecías cumplidas, su poder para cambiar vidas y su permanencia a pesar de ser expuesta a la más cruel persecución y destrucción por muchos a  través de las edades.

  1.         II.          Digna de ser recibida por todos.

Pablo, diferente de los maestros falsos (verso 7). entiende lo que está diciendo y lo que está afirmando, proponiendo la gran verdad fundamental de salvación por Cristo. refuta las especulaciones imprácticas de los maestros falsos. “digna de toda aceptación”; recepción (como bendición) en el corazón, como también en el entendimiento, con todo gozo: ésta es la fe que obra aceptando la oferta evangélica, dándole entrada y apropiándola (“Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Hechos 2:41). Esta “aceptación” debería ser universal—“toda aceptación”. por todos y con todas las facultades del alma, mente y corazón.

Se conoce que muchos sufridos no lo aceptan basado en sus costumbres, tradiciones y creencias rechazan la única solución posible a esta pandemia de toda la humanidad. Todos tenemos necesidad de recibir, aceptar la palabra de Dios como fuente sanadora e insuperable esperanza para tu sufrimiento. Los esfuerzos humanos sanan el cuerpo y las emociones, pero la propuesta divina  todo tu ser; tu espíritu, alma y Cuerpo.

  1.       III.          Cristo Jesús Vino al mundo para salvar a los pecadores.

Como hemos conocido se determina en la ONU enviar materiales, medios y personal a las zonas en crisis para contrarrestar las consecuencias del mal, del mismo modo, el parlamento celestial  tomó decisión desde el principio de la crisis y nunca fallará  su compromiso. El comité divino resolvió enviar a Cristo Jesús como única esperanza para socorrer al mundo de la epidemia del pecado.

CRISTO significa ungido-elegido para una misión específica y muy especial.

JESÚS significa salvador.

Dios, creador y sustentador del universo prometió un ser de tal naturaleza a través de los tiempos desde que el hombre se infectó de tan mortal infección una vez que pecó (desobedecer el mandato del creador). Decretando que no era una enfermedad del todo incurable pues tiene cura  He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Juan 1:29, 36; Isaías 53:5-8. Dios no lo hubiera dispuesto así si no funcionara, si fuera ineficaz. Si Jesús se hubiese limitado a ser un buen hombre o maestro y no llegara a efectuar la salvación por medio de su muerte su venida habría sido de poco provecho.

  1.       IV.          De los cuales yo soy el primero.

El caso de Pablo fue sin rival desde la ascensión del Señor, en cuanto a la enormidad de su pecado y la grandeza de la misericordia de Dios; pues, el que consentía en la muerte del mártir Esteban, fuese el sucesor de él mismo. yo soy—no meramente, “Yo era primero”, principal. A cada persona sus propios pecados siempre le tienen que parecer, mientras viva, más grandes que los de otros, los cuales él nunca puede conocer tan bien como conoce los suyos propios.

Los que reconocen su enfermedad y aceptan el método divino tienen esperanza. De igual forma esta confesión de parte de cada hombre es indispensable para recibir el beneficio de este glorioso mensaje de salvación para todos. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; Juan 1:12.

Tal vez usted no sea el más grande pecador del mundo pero si el primero porque no hay nadie más cercano a usted y que le interese tanto salvar como tu propia alma. Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.Lucas 13:2,3

La Biblia de hace miles de años como la contemporánea todo lo que dice se cumple al pie de la letra. El pecado, la decepción nos concierne a todos, pero Cristo y su maravillosa palabra tienen la solución para tu condición de pecador y desesperanza.

 Te preguntas: “¿Qué haré?” Necesitas que Cristo te perdone, te sane de todo tu pecado y te dé una nueva vida. Solo reconoce que estás infectado de pecado y que necesita la gracia y misericordia de Dios por medio de Jesucristo. Por la fe (creer, aceptar) pedirle a Dios que te perdone al estar arrepentido de vivir según tu justicia propia y aceptar la provisión divina en Cristo. Jesús dijo:”El que oye mis palabra y cree al que me envió tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida” Juan 5:24.

La palabra de Dios dice: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” Hechos 16:31. Al mirar al señor ves que tan pecador eres y dirás: “No hay esperanza para mí, de esta manera no puedo acercarme al Señor”. Escucha las palabras del Señor Jesús: “Venid a mí todos los que estáis trabajado y cargados” Mateo 11:28. El no te manda librarte de tus pecados, y limpiar tú vida para acercarte a Él. No, acércate tal y como eres. Cuéntales tus pecados, tus angustias, cree que el te escucha y extiende tu mano y cree, el te dará paz y descanso a tu alma. ¡Gracias por tu atención!.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal