La ciencia responde por qué los no creyentes no hablan con cristianos

Los cristianos “practicantes” no son considerados la primera opción para conversar sobre temas de fe por parte de los no creyentes, revela el estudio “Lo que los no cristianos quieren de las conversaciones sobre fe”, salido a la luz en febrero por el grupo de investigaciones Barna, centrado en una muestra poblacional estadounidense.

Según cita Protestante digital, el estudio afirma que “Casi todos los no cristianos y los cristianos nominales tienen un amigo o un familiar que practica el cristianismo, pero estos creyentes pueden no ser los compañeros de conversación ideales cuando se trata de la fe”.

Imagen Tomada de Pinterest

Las razones que aportaban los entrevistados eran principalmente la precipitación a la hora de juzgar, el planteamiento de conclusiones forzosas o la conciencia de contradicciones en su propia perspectiva.

Según el estudio de Barna, hasta el 62% de las personas están dispuestas a hablar sobre su fe con alguien que las escuche sin juzgar, sin embargo el porcentaje cae hasta el 34% cuando se hace referencia a los cristianos.

Uno de cada dos ciudadanos accedería a hablar con otro que no tenga la necesidad de forzar una conclusión en la charla, pero a la hora de pensar en cristianos con los que poder hacer algo así la cifra se reduce a una de cada cuatro personas, detalla Protestante digital.

Los cristianos aparecen como personas seguras de una fe viva, según el estudio. Imagen: Tomada de Pinterest

Un 20% de la población dice estar dispuesta a hablar de su fe con personas que sean conscientes de posibles incoherencias en sus propias perspectivas, pero solamente lo haría con un 9% de los cristianos que conoce personalmente.

Las razones para confiar más en un interlocutor no cristiano y no conocido antes que en un familiar o amigo cristiano son la concentración en los detalles, la muestra de interés por las historias y vidas de otras personas, la confianza a la hora de compartir la propia visión y la virtud a la hora de plantear determinadas preguntas.

Muchos prefieren no conversar con los cristianos que conocen. Foto: Tomada de La Mente es maravillosa

Pero hay al menos dos factores en que los encuestados consideraron que los cristianos son los interlocutores ideales:

“La exhibición de una fe vibrante en ellos mismos” y el conocimiento de la historia “de las personas  con las que comparte su fe” .

El 25% de la población encuestada asegura conocer a un cristiano comprometido que a la hora de hablar muestre fe en su propia perspectiva, mientras que tan solo un 15% estaría dispuesto a sentarse con alguien desconocido que actuase así.

La diferencia se ajusta más cuando se trata del conocimiento de la historia de otras personas con las que se comparte la fe. En este caso, el 20% de los entrevistados asegura tener a algún cristianos en su círculo que así lo demuestre en una conversación, mientras que el 18% hablaría con alguien que reflejase esa fraternidad en la conversación.

Publicado por primera vez en MaranataCuba

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal