La oración se apodera de lo eterno

Ningún hombre es más grande que su vida de . El pastor que no ora está jugando
en religión; el pueblo que no ora está extraviado. El púlpito puede ser un escaparate de
humanos talentos, pero la cámara de oración no tiene ventanas al exterior.
Pobre como se muestra la Iglesia hoy día en tantas cosas, lo es más en cuanto a la
oración. Tenemos muchas organizaciones, pero pocos penitentes; muchos espectáculos y
actores, pero pocos orantes; muchos cantores, pero pocos corazones heridos; grandes
pastores y débiles guerreros de Cristo; mucho aparato, pero poca pasión; muchos actuantes,
pero pocos intercesores; muchos escritores, pero pocos luchadores. Fallando en esto
fallamos en todo.
Los dos requisitos para una vida cristiana victoriosa son visión y pasión; ambos son
nacidos y sustentados por la oración. El ministerio de la predicación está abierto a pocas
personas, pero el ministerio de la oración —el más elevado de todos los ministerios
humanos— está abierto a todos. Los adolescentes espirituales dicen: «Hoy no iré al templo;
sólo es una reunión de oración.» Creo que Satán tiene poco que temer hoy día de los
púlpitos. Pero experiencias pasadas la obligan a levantar todo su infernal ejército en contra
del pueblo de cuando ora. Los cristianos modernos conocen poco aquello que
dijo de «atar o desatar»; aunque la promesa es para nosotros: «Todo lo que vosotros
atareis…» ¿Lo has realizado recientemente? Dios no es pródigo con su poder; pero para ser
mucho para Dios tenemos que estar mucho con Dios.
Este está precipitándose al infierno con una velocidad tal que el más veloz
aeroplano es, al lado de tal marcha, como una tortuga; sin embargo, hay pocos de nosotros
pueden recordar la última noche que dejaron de acostarse para pasarla en vela ante Dios en
demanda de un despertamiento mundial. No nos sentimos movidos a compasión.
Confundimos el andamio con el edificio. La predicación de nuestros días, con su pálida
interpretación de las divinas verdades, nos hace tomar la acción por , la comunión
por nuevo nacimiento, y los balbuceos por despertamiento.
El secreto de la oración es el orar en secreto. El pecador cesa de orar y el que ora cesa
de pecar. Somos mendigos en bancarrota, pero no estamos quebrantados, ni aun
ligeramente doblados.
La oración es profundamente simple y simplemente profunda. «La oración es la más
sencilla forma de hablar, simplemente infantil; sin embargo, es tan sublime que sobrepasa y
agota todo vocabulario humano. Una catarata de palabras ardorosas tan grande como la del
Niágara no impresiona a Dios ni le mueve. Una de las más ardientes y profundas
intercesoras del Antiguo Testamento no tenía palabras.» Sus labios se movían, pero su voz
no se oía. Ninguno expresión lingüística. Hay «gemidos indecibles», que no pueden ser
expresados con palabras.
Estamos tan por debajo del nivel del Cristianismo novotestamentario que no conocemos
la clase de fe histórica de nuestros padres espirituales (con sus implicaciones y operaciones)
y sólo conocemos la fe histórica de nuestros contemporáneos. La oración es para el
creyente lo que el capital para el negociante.
¿Puede alguien negar que el afán de la iglesia moderna es por dinero? Sin embargo, lo
que más preocupa a la iglesia de nuestro es lo que menos preocupaba a la iglesia
apostólica. Nuestro énfasis es sobre donativos, el suyo era sobre oración. Cuando damos
podemos edificar un buen local; cuando ellos oraban el local temblaba.
En los días del Nuevo Testamento la inspiración del Espíritu sacudía el infierno. En
cambio, en nuestros días, la oración que vence al mundo, nunca había sido dejada por
tantos, al cuidado de tan pocos.
Sin embargo, no hay sustituto para esta clase de oración; o la practicamos o morimos.
Una religión de mera emoción y sensacionalismo es la más terrible de las maldiciones
que puede sobrevenir a cualquier pueblo. La ausencia de realidad es bastante triste, pero
la pretensión de ello es un pecado mortal.
.Chadwick
Conviene quitar la idea de que la fe es un heroísmo espiritual propio tan solamente de
selectos. Hay, ciertamente, héroes de fe; pero la fe no es sólo para héroes Es un
asunto de madurez u hombría espiritual. Es madurez, a la que todos pueden llegar.
P.T. Forsyth
Cuando Dios se propone hacer una misericordia grande con su pueblo, la primera
cosa que hace es invitarles a orar.
Matthew Henry
Verdad sin entusiasmo, moralidad sin emoción, ritual sin vida, son cosas que Cristo
condenó rotundamente. Con falta de fuego la religión se convierte en una filosofía sin
Dios, un sistema ético o una superstición.
Chadwick
El llamamiento de la es, por tanto, entrar en esta pasión de Cristo. Debemos tener
sobre nosotros la marca de los esclavos.
Gordon Watt
Mi necesidad cumple tu , y tengo mi todo en Ti.
Desconocido
He visto rostros sobre los cuales la Sagrada Paloma aparecía invisiblemente.
Carlos Lamb hablando de los Cuáqueros
Fervientes en espíritu: sirviendo al .
El apóstol Pablo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal