Multitud de consejo

MULTITUD DE CONSEJO.

Por: Velasquez

INTRODUCCION

Marcos 10:15 “De cierto os digo que cualquiera que no reciba el reino de Dios como un niño, jamás entrará en él.”. El niño tiene la característica positiva de no tener prejuicios, también tiene la característica negativa de ser bastante egoísta

El nacimiento de un bebe es causa de grande gozo pero su permanecer en ese estado de infancia, que se señala como retraso mental, es causa de tristeza y dolor.

El que una persona nazca de nuevo es una gran bendición, pero si no desarrolla y se queda en ese estado de inmadurez, termina siendo mas que bendición.

Si se ha nacido de nuevo pero se ha quedado en un estado de infancia o inmadurez espiritual es porque no se ha crecido en el conocimiento de la palabra de Dios y en la aplicación de sus principios.

Declaraciones tales como la de Apocalipsis  en cuanto a ser tibio, se aplican a personas que no están abiertamente identificadas con el mundo (frío), pero tampoco están definidas totalmente por la verdad bíblica (tibios).

En complemento a la verdad de que hay que hacerse como niño para recibir el reino, se encuentran las palabras de Pablo en 1 Corintios 14:20 ”Hermanos, no seáis niños en el entendimiento; más bien, sed bebés en la malicia, pero hombres maduros en el entendimiento.” Dejemos esa actitud de desconfianza y de egoísmo; pero demos los pasos que nos conducirán a desarrollar una madurez en nuestra forma de pensar.

Es allí donde entra la multitud de consejo. Pero buscar consejo me limita, dirá alguno. Para no sentir que se está perdiendo libertad al ser requeridos que caminemos en consejo, necesitamos entender los beneficios, las implicaciones y las limitaciones que el nacer de nuevo conllevan.

Beneficios: Poder apreciar las verdades de la palabra de Dios, Automáticamente pasamos de un estado de “extraños y enemigos” a ser miembros de una familia, “la familia de la fe”.

Limitaciones: ya no se tiene excusa para no poner la palabra de Dios por obra y ya no se puede ser independiente.

Medite esto: ¿Cómo se podría ser parte de un cuerpo, sabiendo que nuestras decisiones afectan al resto de los miembros y no querer dejarles opinar en la toma de decisiones?.

Pero por encima de todo eso, recordemos que Dios es bueno y que todo lo que nos requiere, en ultima instancia es para nuestro bien. Con esa perspectiva en mente, pasemos a considerar cual es ese buen propósito que Dios tiene para nosotros al requerirnos que caminemos en consejo.

El Consejo de Dios.

Salmo 33:11 “El consejo de Jehová permanecerá para siempre, y los pensamientos de su corazón, por todas las generaciones.” Si el consejo del Señor es el que permanece para siempre, se necesita ser necio para pretender vivir sin acatarlo.

Esa verdad también contribuye a afirmar nuestra identidad espiritual, nuestro destino eterno y a dar razón a nuestra vida, ¿Cómo?, sabiendo que ese consejo de Dios nos incluye a nosotros. Efesios 1:11 “En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,”

  1. 1.    Herencia, entendiéndose en el contexto bíblico de como se daba y usaba la herencia, nos habla de los medios para salir adelante en el presente.
  2. 2.    Predestinados nos habla de un origen que se antepone o adelanta a nuestra , lo cual implica que nuestra existencia fue planificada, que no somos resultado de la casualidad.
  3. 3.    Propósito, además de expresar la misma idea, se extiende al destino o meta final;

La conclusión del asunto, en este caso especifico, es que Dios obra y hace todo de acuerdo al consejo de su voluntad, regresando nuestra atención al valor e importancia del consejo de Dios, como tantos otras porciones bíblicas lo demuestran.

En última instancia, después de analizar toda circunstancia solo queda decir “También esto procede del Señor de los ejércitos, que ha hecho maravilloso su consejo y grande su sabiduría.” (Isaías 28:29).  

 

Tenemos que darnos cuenta que los que desechan la soberanía de Dios y no la quieren reconocer en los diferentes ámbitos en que se desarrollan, tales como política, negocios, artes, iglesia, familia, etc., no solo terminan sufriendo las consecuencias de su necedad; sino que también cosechando la insensatez de apoyarse en su propia prudencia.

Salmo 106:13,15, 43 “Pero pronto se olvidaron de sus obras y no esperaron su consejo… El les dio lo que pidieron, pero envió a sus almas debilidad… Muchas veces los libró, pero ellos se rebelaron contra su consejo y fueron humillados a causa de su iniquidad.”.

 

Dios sí concede la respuesta aun a peticiones que son para nuestro mal, si insistimos en pedirlas.

Salmo107:11-12 “porque fueron rebeldes a las palabras de Jehová y aborrecieron el consejo del Altísimo. Por eso sometió sus corazones con dura labor; cayeron, y no hubo quien les ayudase.”

Proverbios 1:25-26 “más bien, desechasteis todo consejo mío y no quisisteis mi reprensión, yo también me reiré en vuestra calamidad. Me burlaré cuando os llegue lo que teméis,”

 

Existe la tendencia a guiarse por distintas formas de interpretar la voluntad, dirección o consejo de Dios; pero para aceptarlas a veces se desecha la palabra escrita pensando que tal ves ciertas porciones ya no se aplican o que sea más seguro guiarse por las revelaciones personales, sueños, palabras proféticas, etc.; esta porción demuestra la necedad de tal acción.

Por el otro lado, los que valoran la palabra de Dios también valoran su consejo y reconocen la bendición del mismo; notemos por ejemplo el Salmo 73:24 “Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en gloria.”.

Proverbios 19:20, “Escucha el consejo y acepta la corrección, para que seas sabio en tu porvenir.”

Debemos mantener en mente que en todo, no solo en relación al consejo, los tratos de Dios con el hombre constan de la relación vertical con Dios, pero también de la relación horizontal con los hombres. Proverbios 27:9 “El aceite y el perfume alegran el corazón; y la dulzura de un amigo, más que el consejo del .”.

Así como no se puede amar a Dios sin amar al hermano y no se puede estar en pacto con Dios sin estarlo con los hermanos, tampoco se puede acatar el consejo de Dios sino se busca también a través de los hermanos.

Proverbios 20:5 “Como aguas profundas es el (Consejo) propósito en el corazón del hombre, pero el hombre de entendimiento logrará extraerlo.”. No es una tarea fácil o superficial; requiere la disposición y actitud de perseverar para poder profundizar en el sentir y en el entendimiento de las personas.

El concepto mas importante será la actitud con la que uno los aborde y desarrolle la comunicación. Cuando la persona con la que se habla siente que su consejo u opinión será respetada y valorada; que no solo es por llenar un formulismo o por cuestión de cortesía que se le pregunta, entonces expresa lo que hay en lo profundo de su ser y entendimiento.

Eso pone la responsabilidad en quien busca el consejo y para poder manifestar esa actitud correcta, debe creerse en el valor e importancia del consejo para estar dispuesto a dar los pasos necesarios y transmitir la actitud correcta

Salmo 1:1 “Bienaventurado el hombre que no anda según el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los burladores”.. Esa porción nos señala un proceso de iniquidad o rechazo a la ley de Dios.

Se comienza por escuchar el consejo de los impíos;

IMPÍO [rasha] 7563, “malo; impío; culpable.” El significado estrecho de rasha, descansa en el concepto de “mal obrar” o “estar en el mal.” es un término legal. Rasha` también denota la categoría de personas que han hecho mal, todavía están viviendo en pecado, y tienen la intención de continuar con su mal obrar. Éste es el significado más general de la palabra.

El impío es una persona astuta desde el concepto de que su mal obrar es un termino legal; desgraciadamente, sabemos que las personas que usan la ley para su beneficio propio, de por sí, son hábiles y astutas en sus argumentos y tergiversaciones de la verdad. De hecho, los principales promotores de discordia, insurgencias, reclamos de supuestos derechos de igualdad, los que han conseguido que se prohiba la oración y declaración publica de la fe en algunos países, etc.; todos tienen en común que tergiversan la ley y son muy convincentes en su presentación.

El punto que nos presenta el salmista, el cual lo vemos demostrado desde el principio, en el jardín del Edén, es el de que se presentan argumentos, ideas, cuestionamientos y toda clase de información que contribuya a que la persona que la escucha, llegue a sentir que se le está limitando en su expresión o se le está juzgando incapaz de decidir por sí mismo y como reacción a tal condición, tome una decisión basada en esa información y argumentos que le han sido planteados.

El hecho de que diga que se “anda en el consejo”, implica que como parte de su astucia, el impío no requiere un dejar de actuar o seguir haciendo lo que la persona está haciendo, solo que escuche y considere el consejo que se le está dando mientras sigue andando.

Una ves aceptado ese primer paso, los siguientes son automáticos; es solo cuestión de tiempo que se deje de caminar y se pare a considerar el camino o actitud de vida, del que le aconseja, quien en esta siguiente etapa ya es señalado como un pecador, manifestando que conforme la persona va adentrándose en el mal obrar de el consejero, éste le va revelando mas de su verdadera naturaleza;

conviene señalar que ese es el proceder de las sectas; tienen sus niveles de secretividad y solo revelan sus verdaderos propósitos conforme sus seguidores están mas adentrados o controlados por el sistema.

Una ves experimentado el estilo de vida del pecador, ya no es mucha la separación entre su conducta de vida y su compañerismo; de allí que no toma mucho que la persona “se siente” y comulgue con él, quien para esta última etapa ya es declarado como un burlador; alguien que abiertamente desdeña, censura y ridiculiza la forma de pensar y de actuar que antes abrasaba ese varón que sí anduvo en el consejo del impío.

Es imposible andar en el consejo de los impíos y andar en los caminos de Dios; no son compatibles, y aunque por algún tiempo se pueda mantener la claridad de sus discrepancias y se trate de aclarar o compensar los errores del primero, como no es la voluntad ni la enseñanza de la que debamos tratar de enderezar la senda torcida del impío, eventualmente se va perdiendo la gracia protectora del Señor y de seguir en ese consejo se empieza a perder la claridad del error y en lugar de que las cosas sean negras y blancas empiezan a verse grises. Así de poderosa es la influencia del consejo.

IMPORTANCIA DEL CONSEJO.

Así como el pacto requiere su manifestación entre los hombres, el consejo de Dios se manifiesta a través de hombres. Puesto que es en este aspecto de aceptar la participación de Dios, por medio de humanos imperfectos, donde mas dificultad se encuentra; será conveniente que prestemos atención a otras declaraciones que la Biblia hace sobre la importancia del consejo, para que nos propongamos participar de sus beneficios.

Proverbios 11:14 “Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad”. Notemos que no dice que no hay dirección, pues se puede conseguir dirección de muchas formas; de hecho los casos en que el pueblo se reveló ante Dios, fue porque querían seguir una dirección que en ese momento les parecía la mejor para ellos.

El texto aclara que no hay dirección “sabia” y sabemos que sabiduría implica temor a Dios y respeto a sus leyes; por lo tanto, el no tener dirección sabia implica que  donde se está buscando el consejo no se tiene la palabra de Dios como fuente de información.

Una de las cosas que más usurpa el lugar de la palabra de Dios a tal grado que por ella se hace inoperante, es la tradición, Y El les dijo: Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo con los labios me honra, pero su corazón está muy lejos de mí. Mas en vano me rinden culto, enseñando como doctrinas preceptos de hombres. Dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres. También les decía: Astutamente violáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición…. invalidando así la palabra de Dios por vuestra tradición, la cual habéis transmitido, y hacéis muchas cosas semejantes a éstas.” (Marcos 7:6-13)

Proverbios 15:22 “Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; más en la multitud de consejeros se afirman”.  En primer lugar notemos que no dice: los pensamientos “malos” o “incorrectos” sino que aunque los pensamientos sean buenos, si se trata de llevarlos a cabo independientemente, terminan siendo frustrados;

Un buen ejemplo de esto se encuentra en 2 Samuel 16:23; 17:14 y 23, “Y el consejo que daba Ahitofel en aquellos días, era como si se consultase la palabra de Dios. Así era todo consejo de Ahitofel, tanto con David como con Absalón….” Pero Ahitofel fue frustrado por Dios y termino matándose, precisamente porque él estaba tomándose la gloria de las decisiones.

Proverbios 24:6  es otro versículo que señala la multitud de consejo como necesaria para poder tener victoria; y como no especifica victoria sobre que, podemos estar seguros que incluye cualquier tipo o clase de batalla. “Porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de consejeros está la victoria”. La palabra “ingenio”, es la misma que se traduce “dirección sabia” en Proverbios 11:14 y que también se traduce como consejo en otras porciones.

El hecho de que muchos siervos del Señor, aunque fuesen sinceros, han sucumbido ante su ataque; nos debe llamar la atención a que no ha sido por falta de fe o poder espiritual, sino qué, casi sin excepción, han sido personas solas.

¡oh sí!, han tenido un grupo de colaboradores y han pertenecido a alguna organización o denominación, pero en última instancia, en cuanto a batallar contra el enemigo se refiere, han descuidado la fuente de dirección sabia o ingenio, que es la Biblia y se han apoyado en enseñanzas tradicionales que rinden al enemigo un poder que no tiene y niegan a Jesús la victoria total y absoluta que ya adquirió sobre el enemigo.

Puesto que la tradición, que es la que más se opone a la verdad de la Palabra de Dios, veamos como una buena experiencia, inspirada y usada poderosamente por Dios, puede llegar a convertirse en tradición y así, en ultima instancia, en problema y pecado, lo vemos en Números 21:8-9.

“Y el Señor dijo a Moisés: Hazte una serpiente abrazadora y ponla sobre un asta; y acontecerá que cuando todo el que sea mordido la mire, vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre el asta; y sucedía que cuando una serpiente mordía a alguno, y éste miraba a la serpiente de bronce, vivía.” 

 

Como podemos ver, quien inspiro y dictó que se hiciese la serpiente de bronce fue Dios mismo; tal es la importancia de este evento que es uno de los cuales Jesús menciona como aplicándose a Él mismo (Juan 3:14-15) y es el preámbulo al texto más conocido por los cristianos, llamado el evangelio condensado, Juan 3:16.

Ahora bien, este evento tan glorioso en el momento que se operó y en la aplicación al sacrificio de Cristo, pudo verse distorsionado por la fuerza de la tradición de no haber sido por el Rey Ezequías; para que podamos entender el por qué  de esa declaración leamos 2 Reyes 18:3-4 “El hizo lo recto ante los ojos del Señor, … hizo pedazos la serpiente de bronce que Moisés había hecho, porque hasta aquellos días los hijos de Israel le quemaban incienso; y la llamó Nehustán.”

La tradición de la serpiente de bronce se formó como consecuencia de repetir una experiencia real y poderosa pero que carecía de valor porque no se estaba recordando el principio que motivó la experiencia, sino que solo la experiencia. Tomemos un poco de tiempo para aclarar esa enseñanza y de esa manera comprender mejor el punto ilustrado.

Esta experiencia cobra gran importancia cuando Jesús dice que eso es tipo o sombra de lo que Él hará en la cruz; ¿Por qué? Respondamos unas preguntas que nos den la respuesta, por medio de compararlas.

¿Qué estaba matando al pueblo? no las serpientes sino que su pecado; las serpientes eran solo instrumentos que manifestaban físicamente la maldad o pecado del pueblo.

¿Que se puso en el asta? la imagen o representación del mismo pecado que les mataba. Obviamente, si eso les mataba no les podía salvar, así que hagamos la tercera pregunta,

¿Qué los salvaba? No era solo el ver la serpiente; eso también era solo representación o símbolo externo del arrepentimiento interno, evidenciado en que ahora obedecían lo que se les decía por muy ilógico que sonase; a eso le llamamos fe. Ahora bien, no debemos dejar pasar por alto algo sumamente importante; aunque ellos se arrepintieran, la paga del pecado es ; de allí que el juicio de Dios que debía caer sobre el pueblo, cayó sobre esa serpiente en el asta que Dios proveyó como sustituto.

Apliquémoslo ahora a Jesús. ¿Que estaba matando al pueblo (mundo) no los Romanos, la lepra, la guerra, etc. sino que su naturaleza de pecado; las formas de morir solo eran la manifestación externa de la naturaleza de “muertos en delitos y pecados”.

¿Que se puso en el asta (cruz)? La imagen o representación del mismo pecado que les mataba; aquí ya las cosas empiezan a requerir mayor atención porque alguien podría decir que Jesús no representaba lo que los mataba; pero la Biblia dice que sí. “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos de Dios en Él”  (2 Corintios 5:21). En la cruz, Jesús personificó la naturaleza y esencia misma del pecado.

¿Qué los salvaba? El “ver” a Jesús en la cruz, por fe, implica el reconocimiento de que Él cargo nuestro pecado y tomó nuestro lugar y que arrepentidos, ahora venimos a Él por perdón y vida. Desde luego, el justo juicio de Dios cayó sobre el sustituto, que Él mismo proveyó, en la cruz.

¿Se puede dar cuenta por qué era tan repugnante para Dios que se le siguiera rindiendo honor a la serpiente? ella no representaba nada grato ni placentero, sino la encarnación del pecado sobre la cual descargó su juicio.

¿Puede darse cuenta como se aplica eso a la cruz? Y ¿puede ver como las experiencias se tornan tradiciones al ignorar el principio detrás de ellas?.

Pero al regresar al ingenio o sabiduría de las escrituras y considerar así, la verdad presentada, se tiene victoria sobre la ignorancia y la tradición, a la ves que se aprecia la verdad y ésta produce gratitud y adoración a Dios por su gran amor y sacrificio.

Dios ha diseñado que su poder, sabiduría y gracia se exprese en la forma de la multitud de consejo, precisamente para evitar que la atención se ponga sobre una sola persona; pues la naturaleza caída en nosotros nos lleva a buscar un líder humano, alguien a quien podemos ver y palpar para entregarle la alabanza, confianza, expectación y dedicación que debemos solo a Dios.

Nosotros contribuimos a que mantengan esa actitud al no andar en consejo, pues les permitimos que se formen una imagen equivocada del liderazgo establecido por Dios.

Conviene llamar la atención al hecho de que, aunque en los ejemplos y consideraciones de los textos presentados se refieran a actitud de vida y a casos más relacionados al contexto de la iglesia, el principio de andar en consejo opera y es esencial en todo asunto y circunstancia; en asuntos familiares, en decidir una profesión, el cambio de trabajo, el hacer un negocio,  contraer matrimonio, en asuntos económicos financieros, aún en cuanto a decisiones de tipo agrónomo, decisiones cívicas en ámbitos de puestos u oficios públicos, política, etc..

CONCLUSIÓN

Para hacer más fácil esta practica de andar en consejo, nos ayudará recordar que Dios no pone limitaciones a nuestro desarrollo sino que por el contrario, al aceptar caminar de acuerdo a su diseño, las posibilidades y los recursos para desarrollar a nuestro máximo potencial se multiplican astronómicamente.

Un ejemplo muy claro de esto es lo que Dios dijo a Adán y Eva desde el principio,  parafraseándolo libremente sería algo más o menos así. “no coman del fruto del conocimiento del bien y el mal”; es decir, no quieran decidir por ustedes mismos lo que es bueno y malo.

¿Era eso una limitación a su desarrollo? Satanás quiso que así lo creyesen y por eso los motivó a revelarse; pero la realidad era otra; mientras Adán y Eva acatasen la aparente limitación de no decidir por ellos mismos, Dios estaría dispuesto a ser su fuente de información, lo cual garantizaba un conocimiento ilimitado, no sujeto a circunstancias y apariencias, y que no podía ser adulterado;

Esa es también la misma situación con el consejo; puede parecer que es limitante el tener que buscar consejo antes de poder tomar una decisión, que se pueden perder oportunidades si no se actúa prontamente y que quizá los consejeros no son los más iluminados sobre el asunto, pero como es el diseño de Dios que todos y cada uno de nosotros somos llamados a contribuir con la “actividad propia” de cada miembro; y puesto que está escrito que ningún miembro puede decir a otro que no lo necesita (1 Corintios 12), el practicar andar en consejo es una forma de manifestar nuestro reconocimiento de la sabiduría de Dios expresada en esas verdades y renunciar a la inclinación de ser independientes.

 

2 comentarios

  1. Hola excelente su blog. Me gustaría que visitaran el blog de la Facultad de Ciencias Médicas de Artemisa pasaje.cubava.cu y nos dieran su opinión

  2. Hola:
    Me gustaría compartir estos principios bíblicos:

    ¿Cuáles son los dos principios más importantes?
    Jesús destacó dos principios. El primero refleja el propósito mismo de nuestra existencia: conocer a Dios, amarlo y servirle fielmente. Debemos tomar en cuenta este principio en todas nuestras decisiones (Proverbios 3:6). Quienes se rijan por él serán amigos de Dios y llegarán a obtener verdadera felicidad y vida eterna. (Lea Mateo 22:36-38.)
    El segundo principio contribuye a que nos llevemos bien con los demás (1 Corintios 13:4-7). Al aplicarlo en nuestra vida estaremos imitando la forma en que Dios trata a las personas. (Lea Mateo 7:12 y 22:39, 40.)

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal