¿Palestina o Israel? Parte II

Filistea

El pueblo de los Filisteos, era uno de los muchos pueblos que poblaba la tierra de Canaán. Ellos se establecieron en la costa sur del territorio de en el siglo XII antes de Cristo, se cree que vinieron de la isla de Creta; la más grande en el mar Mediterráneo y perteneciente a Grecia.

Relieve egipcio de un guerrero Filisteo. Una característica distintiva era el tocado que portaban. (3)

Eran gente muy mala, y se caracterizaban por ese espíritu maligno, en especial por sabotear los intereses de los hijos del Padre Abraham. Así empezamos a saber de ellos en Génesis:

Sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año el ciento por uno; y lo bendijo Jehová. Se enriqueció y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Poseía hato de ovejas, hato de vacas y mucha servidumbre; y los filisteos le tuvieron envidia. Todos los pozos que habían abierto los criados de su padre, Abraham, en sus días, los filisteos los habían cegado y llenado de tierra.
Génesis 26:12-15.

Cuando Josué llego con el pueblo de Israel, y conquistó la tierra de Canaán, se enfrento a este pueblo. El rey David, le propinó golpes muy duros, y desde entonces ya no volvieron a tener la misma fuerza de amenaza. Para la época del Señor Jesús, este pueblo ya no existía. Cabe mencionar que el pueblo Filisteo, nunca tuvo posesión de toda la tierra en ese entonces conocida como Canaán, por lo tanto esa tierra nunca se llamo Filistea, excepto la parte en que ellos estaban establecidos.

Cuando Josué entro con las doce tribus de Israel y conquistaron todo el territorio de Canaán, cambiaron ese nombre por el de Eretz-Yisrael, Tierra de Israel; desde entonces siguió llamándose así, hasta que entra en la historia el famoso emperador Adriano en el año 135-137 después de Cristo.

Toda la tierra de Canaán, el Señor Dios Todo Poderoso El Shaddai, se la prometió directamente al Padre Abraham y a su descendencia para siempre. Doscientos cincuenta años más tarde Josué con todo el pueblo de Israel, tomaron posesión de la tierra, y con ello cumplieron la palabra del Señor en Génesis 17:1-8.

Cuando el Padre Abraham llegó de Ur de los Caldeos a Canaán, el Señor le confirma contundentemente que la tierra de Canaán, le será dada a él y a su descendencia. Leamos esa declaración del Altísimo:

Se fue Abram, como Jehová le dijo, y con él marchó Lot. Tenía Abram setenta y cinco años de edad cuando salió de Harán. Tomó, pues, Abram a Sarai, su mujer, y a Lot, hijo de su hermano, y todos los bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán.Llegaron a Canaán, y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, donde está la encina de More. El cananeo vivía entonces en la tierra. Y se apareció Jehová a Abram, y le dijo: «A tu descendencia daré esta tierra». Y edificó allí un altar a Jehová, quien se le había aparecido. De allí pasó a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda entre Bet-el al occidente y Hai al oriente; edificó en ese lugar un altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.
Genesis 12:4-8

Tal como hemos leído, después de Canaán, esa tierra se llamo Eretz-Israel y esta plasmado en toda la Biblia y en todos los escritos de Israel en los últimos cuatro mil años, de modo que esta tierra nunca se llamó Filistea y mucho menos , entonces ¿de donde aparece la palabra ?

Eso es lo que a continuación narramos.

Palestina y Filistea no es lo mismo.

Lamentablemente hoy quienes manipulan la historia, nos quieren imponer a la fuerza una falsa historia sobre la palabra Filistea y Palestina. Argumentando que esta ultima palabra es decir palestina, viene de la palabra Filistea.

Eso es completamente falso, en ninguno de los idiomas, ya sea hebreo, ingles o español, esas dos palabras Filistea-palestina, no tienen ninguna afilinidad. Si la palabra Palestina, no viene de la palabra filistea, entonces ¿de donde viene esta palabra?

Esta palabra Palestina, no aparece en ningún escrito en todo el territorio de Israel antes del año 135-137 D.C. No hay un solo trozo de piedra en la arqueología judía que muestre esa palabra antes de Jesús.

¿Entonces de donde pudo venir esa palabra? Aquí es donde la escritora Beatriz Ortega, encontró que la palabra más cercana a Palestina, pudo haber venido directamente de Roma, y forma parte de una de las siete colinas de Roma, es la colina Palatino.

Mapa turístico actual que muestra la localización de la colina del Palatino. “Sobre el valle del Foro se asoma la colina del Palatino, donde se encuentran las ruinas de la residencia imperial, comenzada por Augusto y agrandada espectacularmente por sus sucesores.” (4)

No olvidemos que la colina Palatino, que es la más importante de las siete colinas que rodean Roma, es también la colina vinculada a mitología de Rómulo y Remo; de donde provino el nombre de Roma. Conociendo esto, es importante que pasemos a conocer la historia que llevo este nombre hasta la tierra de Israel:

Emperador Adriano

El emperador Adriano, fue el segundo César de los cuatro emperadores romanos de origen hispano; El primero había sido Trajano. El emperador Adriano fue considerado como uno de los Césares bueno. Sin embargo, en relación al pueblo de Dios, no lo fue, como suele suceder hoy en día en muchos países, con sus líderes políticos.

En la gran batalla contra el último reducto de defensores de la tierra de Israel, como fueron los Zelotes en la explanada del monte Masada, en el año 135-137, el emperador Adriano, al reconstruir Jerusalén, propuso cambiarle el nombre de Jerusalén, por el de Aelia Capitolina.

“Aelia” deriva del nombre propio de Adriano, Aelius, mientras que “Capitolina” significa que la ciudad nueva se dedicaba a los dioses de la Tríada Capitolina, entre ellos Júpiter, cuyo templo en Roma se encontraba en la Colina Capitolina, y al que se levantó un templo sobre las ruinas del Templo judío”. (Wikipedia)

Columnas de la Aelia Capitolina, ciudad construida por el emperador Adriano en el año 131 d.C. sobre la ciudad de Jerusalén, que en ese entonces se encontraba en ruinas. (5)

No cabe duda de que roma siempre ha aborrecido el nombre de Jerusalén, y por eso pretendió cambiarle el nombre. Pero ese nombre no duro mucho tiempo, mientras que los sobrevivientes del pueblo de Israel regados en todas partes del mundo para ese entonces, siempre seguían mencionando en sus oraciones: “El Próximo año volveremos a Jerusalén”.

Aunque Adriano, no tuvo éxito en perpetuar el nombre de Aelia Capitolina, y la ciudad santa de Jerusalén se sigue llamando así hasta hoy en día.

En lo que si tuvo éxito, fue en el cambió que hizo de la tierra de Israel (ארץ ישראל Eretz Yisrael), ese era termino que se utilizó sobre Israel en la época de Jesús.

El emperador Adriano, lo cambió por el nombre de Palestina. Como ya lo vimos, Adriano, deseaba borrar la historia de Jerusalén y del pueblo israelita, cambiando los nombre originales de la Santa ciudad y de la tierra, sustituyéndolo con nombres relacionados a la mitología romana.

Con la palabra Palatina, que se deriva del nombre Palatino, una de las siete colinas de Roma, y que es la considerada en la leyenda mitológica de los gemelos, Rómulo y Remo, sin lugar a duda, cuando Adriano propuso borrar el nombre de la tierra de Israel, él pensó en ese nombre mitológico de Roma “Palatina”; que es de donde se origina hoy en día el nombre Palestina.

“Según la tradición, Roma fue construida sobre siete colinas, todas situadas al este del Tíber. Estas siete colinas representan por lo tanto el corazón de la zona urbana… Estas colinas tienen un papel muy importante en la mitología, la religión y la política de los antiguos romanos. De acuerdo con la tradición de la ciudad fue fundada por Rómulo en el Palatino. De hecho, justo en la parte superior e inferior de esta montaña se han encontrado varios restos arqueológicos, que se remontan a la época de los primeros asentamientos urbanos. Restos arqueológicos que se pueden ver fácilmente en el museo Palatino.” (6)

Cabe mencionar, que los mismos romanos al igual que los griegos tenían múltiples de leyendas de sus dioses mitológicos, por lo que Adriano, al escuchar las grandes historias del pueblo de Israel y la historia del gran Dios Todo Poderoso de Israel, el quiso borrar esa historia.

Estos Césares se consideraban ellos mismos, como la encarnación de sus dioses mitológicos, de modo que al emperador Adriano no le convenía la historia del pueblo de Israel.

Con Jerusalén, no lo logro Adriano, pero desgraciadamente si lo logro con relación al nombre de la tierra, ya que por casi dos mil años, todas las naciones gentiles, siguieron llamando a la tierra bíblica, “Palestina”. Excepto el pueblo judío, quien a pesar de estar esparcido y perseguido por el odio antisemita, nunca dejaron de mencionar en estos casi dos mil años, la palabra: Eretz Israel, y lo dejaron plasmado en todos sus escritos.

Hasta aquel 14 de mayo de 1948, Cuando David Ben-Gurión, proclamó de nuevo la independencia de Israel, anunciando que seguiría llamándose Eretz Israel, como esta escrito en las escrituras. Satán ha querido borrar ese nombre, pero no lo pudo, pero si logro meter la idea de Palestina, y sigue resonando hasta hoy en día en las mentes de los gobernantes gentiles.

Pero el nombre de Israel sigue sonando muy fuerte, y es la nación mas poderosa en todo el Medio Oriente, a pesar ser tan pequeño. Una vez más el Todo Poderoso demuestra que el sigue sosteniendo a su pueblo.

1 comentario

  1. Mis estimados hermanos, un abrazo desde Creyentes Unidos en Cuba.

Responder a Yoniesky Rodríguez Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal