Pastores deben predicar sermones que ayuden a la Iglesia y evitar entretenimiento

Un líder cristiano exhortó a los pastores a predicar sermones que ayuden a la iglesia y la fortalezca, a la vez aconsejó evitar el entretenimiento y las prédicas de prosperidad, que sólo obstaculizan el crecimiento espiritual de los creyentes.

Josh Buice, es pastor de la Iglesia Bautista de Pray’s Mill, en Georgia, y fundador y director de la conferencia teológica G3 – “Evangelio, Gracias y Gloria”.

Buice dice que la iglesia no está diseñada para ser un club social religioso. Mencionó a Pablo que escribió a Timoteo ( 1 Timoteo 3:15 ) tratando la forma en que se comportaría la familia de Dios. “Si las Escrituras contienen todo lo necesario para la fe y la vida, debemos gobernar la iglesia y adorar según la Palabra de Dios, en lugar de la opinión del hombre”, aseveró.

Pasó a mencionar a tres tipos de pastores que son un obstáculo para la santificación de la iglesia local y el crecimiento en gracia, aclarando que de ninguna manera esta pretende ser una lista exhaustiva.

Llamó pastor del entretenimiento y pragmático de corazón, aquellos que predican lo que la gente quiera escuchar. Este tipo de líder a menudo sondeará el lugar antes de plantar una iglesia para ver qué tipo de música disfruta la comunidad, así diseña el tipo de servicio adecuado para llegar a su cultura. Su propósito es un resultado inmediato.

“Hoy en día no es raro ver pastores vistiendo disfraces para “ilustrar” su sermón, en lugar de predicar el texto bíblico. Este acercamiento al Ministerio a menudo será muy exitoso, pero no es espiritualmente sano”, agregó, sin nombrar nombres.

Buice dice que a menudo la gente se emociona con este tipo de sermón, pero se pregunta: ¿Realmente conocen a Dios de una mejor manera? La congregación estalla a menudo en carcajadas, pero ¿cuándo fue la última vez que lloraron? La iglesia a menudo aplaude al predicador, pero ¿cuándo fue la última vez que se regocijaron en Dios haciendo que sus corazones se hincharan de alegría basados ​​en su conocimiento de la expiación de Jesucristo que se presentó en un sermón?

Los que entretienen a la iglesia sólo complacen al hombre, sirviéndoles exactamente lo que desean. Están preocupados por ser valorado por su congregación y ponen más énfasis en agradar a la gente que a agradar a Dios. Pablo advirtió a Timoteo que llegaría un momento en que los miembros de la Iglesia se rehusarán a oír la verdad, volviéndose hacia las fábulas (2 Timoteo 4: 3-4)”, subrayó.

El segundo tipo de pastor que es un obstáculo para la iglesia, es el maestro desequilibrado, que no basa su ministerio por las Escrituras, sino “en un tema”. Cita como ejemplo predicadores que hablan siempre sobre el mismo tema.

“Este tipo de maestro a menudo se centra en un tema específico como la escatología. En estos casos, el predicador encuentra una manera de hablar sobre escatología de los textos más extraños de la Biblia. O bien, nunca sale de Daniel o Apocalipsis, con miedo hablar sobre otra cosa que no sean las profecías del fin de los tiempos“, explicó.

El tercer tipo de pastor, es el “amante de este mundo“. Buice dice que un “pastor mundano”, no está calificado para dirigir una iglesia, ni predicar la Palabra de Dios, en un caso así. “Los pastores deben amar a la gente y mostrarles que la esperanza y la alegría se encuentran en Cristo, pero el predicador que ama al mundo demuestra que su corazón está dominado por el materialismo y no por Cristo”, evaluó.

“Muchos líderes encajan en esa categoría. Ellos predican un mensaje enfocado en salud, riqueza y prosperidad, exigiendo que las personas tengan suficiente fe en Dios para que les proporcione riquezas y posesiones materiales. El amante de este mundo se está engañando y condenándose a sí mismo“. Concluyó citando 2 Corintios 4: 4 y Hebreos 11:10. AcontecerCristiano.Net

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal