Volver a Dramas Cristianos

Dramas para Navidad

Drama: “El Verdadero Espíritu De La Navidad”

Personajes: Espíritu de la Navidad, , Pasiones, Amor, Guerra, Muerte, Paz. CUADRO ÚNICO DECORADO: Un planisferio de fondo para todos los que estén en el salón. (Puede utilizarse una esfera), además un hombre, que representará el . Estará de rodillas, la cabeza sobre el pecho en señal de abatimiento, las manos encadenadas. (Puede variar de acuerdo a las ideas del que dirige la obra o posibilidades de la iglesia). Se abre el telón y permanece por unos segundos la escena en completo silencio. Comienza a oírse una música triste, suave. Se puede utilizar juegos de luces. Ahora casi en penumbras. Entrará por el extremo opuesto a la escena una joven vestida de gala (Espíritu de Navidad). Avanza hasta colocarse cerca del .   E. DE NAV. ¡Ah mundo…! ¿Qué tienes? Estás triste y abatido, cuando debías resplandecer de luz y alegría. Es que… ¿Acaso no sabes que es Navidad? ¿Acaso olvidaste que en fecha como esta envió Dios su don precioso para el hombre?… Yo misma… ¿No lo ves? Estoy aquí, para que los hombres recuerden esa fecha maravillosa. (El mundo irá levantando lentamente la cabeza y contemplará asombrado al Espíritu de la Navidad). MUNDO: Creí que soñaba… ¿Eres tú en realidad? ¿Eres el Esp. de Navidad?… Precisamente pensaba cómo la humanidad se ha olvidado completamente de ti y siento mucha tristeza al notar que posiblemente yo tenga mucha culpa en ello. Mis fieles colaboradores han  sido mis pensamientos con morboso placer, vi como triunfaban los malos pensamientos y nada hice por evitarlo, ahora que quisiera enmendar mi falta, no sé si tendrá remedio. E. DE NAV. ¡Oh sí! Desde luego debe existir alguna forma (hace que piensa)… Ya sé, llama a tus pensamientos, los buenos y malos y que ellos te den su opinión. Yo me ocultaré… y escucharé. MUNDO: (A VOCES) ¡Venid pensamientos, venid todos! (luego como consigo mismo). Quiero escuchar de ustedes la opinión sobre la Navidad, quiero que ustedes me digan por qué razón ha perdido el mundo el bello Espíritu de Navidad. (Puede usarse ahora una música más alegre, la luz más fuerte; aparece una joven vestida ostentosamente. Habla con sarcasmo y burla. Lleva una cinta con su nombre: PASIONES). PASIONES: Escucha Mundo infeliz. Yo represento las pasiones, he logrado desatar en el corazón de los hombres la discordia, el odio, los celos, la envidia. He conseguido que los hombres se olviden de Dios… Yo soy tu perdición… Ja, ja, ja. (La risa deja de oírse poco a poco, se coloca a un lado mientras el Mundo ha vuelto a su posición anterior de abatimiento. La luz tenue, pero muy clara). (Entra una muchacha sencillamente, pero que luzca agradable, bonita. Se oye una música muy suave y dulce. Ella habla con mucha dulzura y lleva un letrero: AMOR.   AMOR: ¡Oh pasiones insensatas! Cierto es que tu influencia maldita destruye a los hombres, pero… ¡pobre de ti que te glorías de tal cosa! (Volviéndose al Mundo). Mundo, levanta tu frente, porque mucho daño podrán hacer las pasiones, pero jamás apagarán el Amor y mucho menos conseguirán que se olvide a Dios, porque de Él es el AMOR.   Se coloca al otro extremo, frente a las pasiones. Inmediatamente hará su entrada otra muchacha. De aspecto desagradable, vestirá una túnica negra, hecha jirones y con manchas visibles de sangre. Llevará puesto su nombre: GUERRA.   GUERRA: (Con autoridad) Calla Amor, mientras exista yo, la Guerra; tú estarás relegado. Mi espada está tinta en sangre. ¡Soy la Guerra y las pasiones han puesto en mis manos a la humanidad! (Se colocará junto a las pasiones, la misma música) (Entra muchacha vestida de negro, con velo negro, porta una guadaña. Lleva su nombre: MUERTE).   MUERTE: Tiene razón la Guerra, soy la Muerte. Mi guadaña tiene sed de vidas humanas. ¡Pobre Amor…! Los hombres no se aman. El odio los empuja unos contra otros, mientras tanto yo me sacio con sus vidas. ¡Insensatos y necios! No saben que cuando se desatan sobre el Mundo las Pasiones y la Guerra, yo vivo contenta. ¡Soy la Muerte! (Se coloca junto a la Guerra… música suave y dulce) (Entra una muchacha toda de blanco, con una estrella en la frente y una antorcha encendida en su mano. Llevará su nombre: PAZ) PAZ: Cesad vuestra tarea inhumana. No es vuestro poder tan grande que yo no pueda encender mi antorcha de Paz y de justicia. Cesen las Pasiones en su innoble tarea de lanzar a los hombres unos contra otros, termine la Guerra entre los hombres. Mi luz se extiende sobre la tierra, como la dulce calma de una agonía terrible. El Mundo tiene que vivir días mejores. La humanidad tiene que guiar su destino por sendas más justas, por caminos más rectos. (Antes que la Paz termine, El Espíritu de Navidad ha ido saliendo de su escondite).   E. DE NAVIDAD: ¡Bendita sea la Paz! Tus deseos son como una aureola de felicidad sobre la tierra. Pero mientras que en el corazón de los hombres imperan las Pasiones, mientras la Guerra siembre siempre el hambre y la Muerte por doquier, tus hermosos rayos no podrán iluminar. (Desata las cadenas del Mundo mientras habla) Pero ha llegado el momento de las grandes rectificaciones. La única forma de que se mantengan el Amor y la Paz es que Cristo more en el corazón de los hombres. Y qué mejor que en esta fecha que celebramos el advenimiento de Jesús, El Cristo; en un amanecer glorioso para la humanidad, pongamos la mirada en esa luz para que ilumine por siempre sobre el Mundo la antorcha de la Paz. (Al decir esto, la Paz se coloca al centro, y la Paz y el Amor ayudan a levantarse al Mundo y los cuatro sostienen la antorcha) Los malos Pensamientos abatidos caen de rodillas, mientras que el E. de Navidad, Amor, Paz y Mundo repiten:

¡CRISTO REINE SOBRE LA TIERRA Y NAZCA EN EL CORAZÓN DE LOS HOMBRES EN ESTA NUEVA NAVIDAD!

 


LOS QUE ESPERARON AL NIÑO DE BELÉN.

     PERSONAJES 1-                        6-Varios Ángeles                              11-Una voz 2-Maria                        7-Tres pastores 3-Elizabet                    8-Simón profeta 4-Zacarías                   9-Varios niños 5-José                        10-Ana profetiza Primer acto._EL ANUNCIO. El y Maria Segundo Acto._Maria saludando a Elizabet Tercer Acto._Elizabet con un niño en brazos; Zacarías, Maria y José llegando. Cuarto Acto._Nacimiento-Pastores postrados frente al niño Quinto Acto._Simeón con clase de niños Sexto Acto._José, María y el niño llegando al templo, Bendición de Simeón, entra Ana , Bendición de Ana.

 PRIMER  ACTO

   VOZ: Y al sexto mes el Ángel Gabriel fue enviado de Dios a una ciudad de Galilea, Llamada Nazaret, a una virgen prometida de un varón que se llamaba José, de la casa de David, y el nombre de la virgen era María. Y entrando el Ángel a donde estaba, dijo: Luc.1:25 ÁNGEL: (María sentada, ángel con una luz de bengala (sparkier) en la mano) Salve, muy favorecida, el es contigo, bendita tú entre las mujeres. (María cae de rodillas las manos levantadas)   ÁNGEL: María no temas, porque has hallado gracia cerca de Dios, y he aquí, concebirás en tu seno, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Y reinara en la casa de Jacob por siempre, y de su reino no habrá fin. Lucas.1:30-33.   MARÍA:¿Cómo será esto? Porque no conozco varón.   ÁNGEL: El vendrá sobre ti, y la virtud del altísimo te hará sombra, por lo cual también, lo santo que nacerá, será llamado hijo de Dios, Y he aquí Elizabet tu parienta, también ella ha concebido hijo en su vejez, y este es el sexto mes a ella que es llamada la estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios. Lucas. 1:35-37.   MARÍA: He aquí la sierva del señor, hágase a mi conforme a tu palabra.

          SEGUNDO ACTO

    VOZ: En aquellos días levantándose María, fue a la montaña con prisa, a una ciudad de Juda, y entro en la casa de Zacarías y Elizabet. Lucas.1:39-40. ELIZABET: Ay, María, ¡Que gusto tengo! ¡Bienvenida! (se pasa de donde estaba sentada y la abrasa) (Exclama) Pero ¿Que es eso María?.Bendita tu entre las mujeres ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?Porque tan pronto como llegó la voz de tu saludo a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor. Explícame, ¿Cómo es esto?  MARÍA: Engrandece mi alma al señor, y mi espíritu se alegró en Dios mi salvador. Porque ha mirado la bajeza de su criada, Porque, he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones. Porque me ha echo grandes cosas el poderoso, y Santo es su nombre. Lucas.1:46-49  ELIZABET: Siéntate, siéntate, María y cuéntamelo.  MARÍA: Fue así; que estaba sentada meditando cuando el ángel de Jehová me apareció y me dijo: María, no temas, porque has hallado gracia cerca de Dios. Y he aquí concebirás en tu seno y darás a luz un niño, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande y será llamado el hijo del altísimo, y le dará el señor Dios el trono de David su , y reinara en la casa de Jacob por siempre y de su reino no habrá fin.  ELIZABET: !Bendito sea el señor que ha recordado a sus siervos ¡ También tengo grandes cosas que decirle , pero… tan vieja que soy.  MARÍA: No tengas pena Elizabet, el ángel ya me dijo, y vengo a ver en que te puedo servir en estos días.  ELIZABET: Que bueno serás de mucho consuelo María, especialmente porque como Zacarías no puede hablar.  MARÍA: ¿No puede hablar dices?  ELIZABET: No, desde que el ángel le apareció, se ha quedado mudo. Fue su castigo porque dudó cuando el ángel le dijo que tendríamos un hijo. Pero, ven Maria, Seguro esta cansada y tienes hambre, ya es la hora de la cena.

          TERCER  ACTO

  VOZ: Y a Elizabet se le cumplió el tiempo de dar a luz, y dio a luz un hijo. Y oyeron los vecinos y los parientes, que Dios había echo con ella grande misericordia, y se alegraron con ella. Lucas1:57-58. (Elizabet sentada con un niño en brazos, Zacarías cerca mirando al niño y María cociendo ropa de niño chiquito) ZACARÍAS: (Muy contento) Mira, que vivo es, ya ha crecido mucho ¿Verdad Elizabet? MARÍA: Si, por eso quiero expresar mis sentimientos a mis parientes. Ya que Elizabet ha cumplido su dieta y todo esta bien, creo que pronto iré a mi casa, ya que José mando decir que pronto viene por mi. ELIZABET: Es justo, hermanita mía, nuestras oraciones te acompañarán. MARIA: Pero siempre estoy preocupada ¿Qué dirá José, comprenderá todas las cosas? ZACARÍAS: No tengas cuidado, maría, el mismo Dios que mando su ángel a ti, le revelará a José todas las cosas,¿No crees? MARÍA: Si, como no, Dios ha hecho tantas cosas maravillosas con nosotros sus siervos, no hay nada imposible para él. ELIZABET: Oigo que alguien viene ya. (SE oye que tocan) ZACARÍAS: (Va a la puerta) Buenas tardes pariente José, que gusto tenemos de recibirle, (todos saludan) Siéntate, ha de venir muy fatigado, tráele agua para los pies, María.(María sale y entra con un lavamanos que pone cerca de José, mientras Zacarías pregunta)¿Has venido desde Nazaret? JOSÉ: Sí, todavía estoy allá con la carpintería, tantos deseos que tengo de volver a Belén mi tierra, pero el trabajo esta mucho mejor en Nazaret. Y usted Don Zacarías, me alegro de verlo tan bien, pues supe que había perdido la voz, y cuanto me alegro de ver a mi parienta Elizabet con un niño en brazos. Todo Israel esta maravillado por estas cosas. ELIZABET: Si, el niño se llama Juan, como el ángel dijo a Zacarías, diciendo también que será profeta grande. Cuando pusimos su nombre fue cuando Dios le devolvió poder a su siervo de hablar de nuevo. ZACARÍAS: Dios es grande en misericordia, y maravilloso en sus obras, ha hecho grandes cosas con nosotros, aún a nuestra hermanita maría. (Miran a María ella con la cabeza inclinada). JOSÉ: Sí, ya sé todo, cierto que yo estaba bastante turbado por ella, y no supe que hacer. Pero anteanoche el ángel de Dios me habló y me dijo: “José, hijo de David, no temas de recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados”. JOSÉ: Bendito sea el señor. MARÍA: Sea echa su voluntad en mi. JOSÉ: Así que, con su permiso recibiré a María como mi esposa. La llevaré conmigo desde mañana, y quiero que usted, como del altísima, nos de la bendición por favor. ZACARÍAS: Con mucho gusto cumpliré mi deber. Dios los bendiga ricamente. Dios nos ha revelado a nosotros que este es su hijo, el Mesías que nos ha prometido hace muchos años, aún a nuestros padres. ¡Que privilegiados somos de ver se día tan esperado¡

 CUARTO ACTO

VOZ: Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!  Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Lucas. 2:7-16 (Se alza el telón y aparece el nacimiento, tres pastores y dos niños postrándose en frente del niño, como de ángeles en batas blancas cantan alrededor del grupo, dos primeras estrofas del himno “OH ALDEHUELA DE BELÉN” después de cantar los ángeles salen quietamente, o se baja el telón para permitir que salgan, quedando solamente los pastores en la escena)  PRIMER PASTOR: (levantándose) Hemos tenido tanto gozo de estar aquí adorando al niño Dios, pero ya tenemos que despedirnos de usted buen José (mientras esta hablando los demás pastores se ponen de pie)  SEGUNDO PASTOR: Sí, todo es maravilloso. Encontramos al niño exactamente tal como el ángel nos dijo, quisiéramos quedarnos pero tenemos que ir a ver el rebaño.  TERCER PASTOR: Yo, primeramente, voy a pasar a mi casa, a decirles a ellos de este gran acontecimiento  PRIMER PASTOR: Yo también, a la verdad quiero dar a todo el mundo estas nuevas de gran gozo, porque para todos es nacido hoy el redentor de Israel.  JOSÉ: Buen Samuel (dirigiéndose al tercer pastor) cuando pases cerca de la casa del Sacerdote Zacarías y su esposa Elizabet, nos hace el favor de avisarles, porque también están esperando al niño prometido.  TERCER PASTOR: Sí, si, como no, con todo gusto, Mañana pasaré y les daré las buenas noticias  SEGUNDO PASTOR: Bueno, aquí les dejo con la bendición de Dios, y mañana vengo otra vez, para ver si algo se les ofrece.  JOSÉ: Gracias, buenos amigos, que Dios los acompañe.

                       QUINTO ACTO

VOZ: Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. Lucas.2:25-26 (Simeón con clase de niños, todos llevaban gorros hechos de medias, Simeón con gorro negro, rollo de papel en la mano, y una vara cerca, todos sentados en tapetes. SIMEÓN: Ahora todos reciten el primero de los diez mandamientos. NIÑOS: “No tendrás dioses ajenos delante de mi” SIMEÓN: Ahora l segundo.  NIÑOS: “No te harás imagen de ninguna semejanza de cosa que este arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra, no te inclinaras a ellas ni las honrarás. SIMEÓN: ¿Cuántos saben el tercero? MARTHA: (levanta la mano) SIMEÓN: Bueno Martha repítelo. MARTHA: “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque no dará por inocente al que tomare su nombre en vano” SIMEÓN: Basta de los mandamientos de Jehová. Su tarea es de memorizar otros tres para mañana. Pedro ¿En que provincia está el pueblo de Belén? PABLO: En Judea maestro. SIMEÓN: No, Judea es el país. Juan, ¿En que provincia está Belén? JUAN: En Jerusalén, maestro. SIMEÓN: No, no, Jerusalén es la capital de nuestra nación ¿Quién puede contestar esta pregunta? TIMOTEO: (Mano arriba) El pueblo de Belén está en la provincia de Ephrate SIMEÓN: Claro que si. ¿Cómo lo supiste Timoteo? TIMOTEO: Porque es la tierra de mi papá maestro. SIMEÓN: Saben que es la tierra de nuestros padres de la fe. Hace muchos, muchos siglos, nuestro padre Jacob tubo allí la visión de los ángeles subiendo y bajando a los cielos, allí levantó un altar a Jehová y le puso por nombre Bethel. Después llego a llamarse Belén. Cuando murió su amada esposa Raquel, la sepultó y puso una inscripción en la tumba de ella que hasta hoy ha permanecido. PABLO: Cuando fui allá el año pasado de vacaciones, la vi. TIMOTEO: Ah, cuantas veces la he visto. OTROS: Yo también. SIMEÓN: Orden, orden.(Toca el piso con la vara) Juan, ¿Quién puso nombre al pueblito de Belén? JUAN: Nuestro padre Jacob, maestro. SIMEÓN: Nuestro padre el Rey David, allí, alrededor de Belén pastoreaba sus ovejas, cuando era niño como ustedes. TIMOTEO: Maestro, anoche, mi papá llegó de allá y nos contó que los pastores han visto ángeles en los cielos, y que un ángel les dio el anuncio de un niño, que se llamaba Jesús, y será salvador de su pueblo. SIMEÓN: (Con sorpresa) ¿Qué dices? ¿Ángeles anunciando al Mesías? ¿Será posible, no serán cuentos solamente? ¿De quien será el niño? Timoteo, dile a tu papá que quiero hablar con el, tan pronto como sea posible. (Suspira dentro de si mismo) Tanto tiempo que estoy esperando este niño, porque Dios me ha prometido que lo vería antes de morir. Hay una cosa segura, niños, el Mesías tiene que nacer en Belén, porque así dicen las profecías, (Busca en su rollo y lee) “Y tu Belén, de tierra de Judá, no eres muy pequeña entre los príncipes de Juda; porque de ti saldrá un guiador que apacentará a mi pueblo Israel” PABLO: Entonces, maestro, puede ser cierto.¿Verdad? SIMEÓN: Si, puede ser, veremos, tengo que informarme mas sobre esto, es la ora de las ofrendas, voy al templo. (Levantándose) La clase ha terminado, hasta mañana. NIÑOS: (Levantándose con gusto se quitan sus gorras y dicen) Muchas gracias, Maestro, hasta mañana, adios…… VOZ: Y como se cumplieron los días se la purificación de ella, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarlo al señor, y para dar la ofrenda conforme a lo que está dicho en la ley del Señor, un par de pichones o dos palomitos.  Lucas.2:22-24 (Escena en el templo, alguna forma de altar, Simeón con vestidura de sacerdote, llegan María y José con el niño, y dos palomas o dos pichones (Entra Ana al final)) JOSÉ: Buenas tardes, padre de Israel. SIMEÓN: Pasen ustedes, señores. Ah su primogénito ha de ser, y tan joven y buena la madre. (Busca una vasija de cristal con agua y la pones cerca, preguntando) ¿Y como se llama el niño? JOSÉ: Se llamará Jesús, porque así dijo el ángel “Y llamarás su nombre Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados” SIMEÓN: (Con sorpresa) Jesús, Ángel, dices, permíteme ver este niño (Quita el velo de su cara y exclama) ¡Gracias a Dios! Es el niño que esperamos. (Con gozo lo levanta en sus brazos, o sino pone su mano en la cabeza del niño, repitiendo Lucas.2:29-32.O la voz lo puede decir mientras que tiene al niño en los brazos) “Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra; Porque han visto mis ojos tu salvación, La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel.”(Mientras que habla entra una anciana, ANA) ANA: (Exclama)¿Qué son esas cosas maravillosas que escucho acerca del niño? (Exclama) El niño Dios ¡Bendito sea el señor! Es el niño prometido, ya estará mi alma en paz. Vivía yo esperando ver a nuestro salvador y rey. (Pueden cantar la última estrofa del himno “Oh aldehuela de Belén”)


Obra para Navidad basada en Mateo 25: 31- 45

Escenografía Living/comedor de una casa de clase media donde se prepara el lugar para una importante cena. Al centro hay una mesa con un mantel blanco que poco a poco irán tendiendo para cenar. A la izquierda hay un pesebre a medio armar y a la derecha un arbolito de navidad. Idea central La familia (padre, madre y cuatro –o más- hijos/as) están esperando la llegada de un señor importante que viene a comer con ellos en la noche del 24 de Diciembre. Mientras están en los preparativos, entre apuros y nerviosismo, llegan “otras personas” a golpear la puerta; a todas se les contesta que en este momento no las pueden atender porque están muy ocupadas esperando a alguien muy importante que llegará de un momento a otro. Personajes Padre y Madre: Preparan la mesa, ultiman los detalles, miran que los chicos no se peleen. Atienden la puerta cada vez pensando que es la persona que esperan. Tratan de que los que golpean la puerta se vayan rápido por si llega el invitado. Hijos/as (4/6): Dos estarán al fondo a la izquierda terminando de armar un pesebre y los otros dos, a la derecha en plano medio, terminan de armar el arbolito. Por momentos cada uno va a mirar lo que hace el otro y esto trae discusiones y corridas. También se discute en cada sitio sobre como armar el pesebre o decorar el arbolito. Cada vez que suena el timbre… todos corren a la puerta para saludar al invitado. Los que tocan el timbre: (personifican a…) Un/a desocupado/a: Pide para comer él y su familia. Trata de explicar su situación mientras los padres tratan de explicarle que ahora están ocupados esperando un invitado para cenar… en todo caso que pase mañana. El desocupado retrocede y se sienta cabizbajo a un costado de la puerta de entrada. Un/a extranjero/a: Se lo ve alegre y optimista y solicita poder pasar la Navidad con compañía, trae una bolsa en la que dice que hay algo para compartir y hasta regalo para los chicos. Los padres vuelven a dar las explicaciones de porque ahora no pueden ocuparse de lo que el visitante les plantea. El extranjero retrocede y se sienta –del otro lado del umbral- quedando de frente al desocupado. Un/a sediento/a: Tiene aspecto de haber caminado mucho, está agitado y algo transpirado. Viste pobremente y tiene zapatillas gastadas (pueden ser ojotas o alpargatas). Pide un vaso de agua y los padres empiezan con “el mismo libreto” que antes, viendo que no se irá fácilmente dicen que le dará una botella de gaseosa y el visitante dice que le hace falta ropa y zapatillas mostrando como está vestido… deciden que en todo caso vuelva mañana dado que avanza el tiempo y esta por llegar el invitado. El sediento retrocede y se sienta junto al desocupado. LOS PREPARATIVOS SE ACELERAN PORQUE YA ESTAN SOBRE LA HORA DE LA LLEGADA DEL INVITADO… Suena el timbre una vez más: Ex-Preso/a: Le cuesta explicar su situación. Estaba preso (no dice el por qué) y lo dejaron en libertad por la mañana y ahora está buscando con quien pasar esta nochebuena; tiene parte de su familia muy lejos y, además de no tener dinero, ya no llegaría para estar con su mujer y sus hijos. Le explican lo mismo que le explicaron a los anteriores y es notorio que no quieren dejarlo entrar y tampoco que mire hacia dentro. A poco de insistir, el visitante retrocede y se sienta junto al extranjero. Cuando la calma parece retornar al hogar y se disponen a terminar los últimos detalles… suenan campanadas indicando “las 12 de la noche”, la familia se sienta a la mesa… se miran en silencio. Baja el sonido de las campanas y se escucha la lectura del texto de Mateo 25: 31-45

FIN

 Algunas notas para la puesta en escena La obra es una creación colectiva y tiene tantas formas escenográficas como seamos capaces de crear; el trabajar con chicos nos permitirá aprovechar su inventiva e improvisación. El trabajo de los líderes es justamente canalizar esto y darle un orden que se enmarque en la idea general. 1.- Los diálogos deben ser creados y recreados a partir del grupo de niños/as con los que trabajamos. 2.-Recuerden que hablen claro y fuerte, no dando la espalda a los espectadores. 3.- En el caso de ir de a dos a la puerta, seguir ambos la misma instrucción y no superponerse para hablar. 4.- El ritmo de la obra es importante. Un esquema práctico de referencia sería: Se ve la primera escena con los padres preparando la mesa, un grupito arma el pesebre y el otro el arbolito.(Sugerir algunas acciones para crear una escena de mucho movimiento, nerviosismo y apuro.) Suena el timbre, todos corren, los padres atienden, al descubrir que no es el invitado lo “despiden rápido” y vuelven cada uno a lo suyo. Ni bien retoman lo que estaban haciendo suena el timbre nuevamente y se repite lo anterior y así sucesivamente. Debe entenderse que el tiempo corrió rápidamente y se hicieron “las 12”. Si tomamos un minuto para iniciar la obra, un minuto para cada uno que llega a la puerta y un minuto de espera entre timbre y timbre; el tiempo final de la representación será de 9 minutos. O sea que a los 10 minutos se estará leyendo el texto bíblico que cierra la obra. Si alargamos un poco más cada minuto deberemos tener en cuenta no emplear más de 15 minutos antes de que se escuche la lectura de Mateo. 5.- Las vestimentas estarán adaptadas a la actualidad. Se puede incluir alguna música tenue de fondo que será casi inaudible cuando haya diálogos entre los residentes de la casa y los inesperados visitantes. Si tenemos posibilidades de iluminación podremos resaltar algunos momentos; por ejemplo cada diálogo con los inesperados visitantes, la escena de desconsuelo final de los residentes de la casa y una luz que baja mientras se escucha en “off” el texto.


 Ya no es Navidad

Personajes Jaimito:, niño de 8 años Luis:, de 9 Elena, de 25 Rosita, señora de 30 Varios niños Algunos hermanos y hermanas Señor Jaime, de 42 Esposa de Jaime Niña de 3, hermanita de Jaimito: Lugar: Templo evangélico y una casa humilde Época: Moderna Tiempo: Víspera de Navidad y días después

 Escena 1

 (En un pasillo del templo se encuentran Jaimito y la hermana Rosita) Jaimito:  Hermana Rosita, quiero pedirle por favor que visite a mi papa; esta muy enfermo y quisiera que en esta Navidad el le entregue su corazón a  Cristo. (Pasan varios niños) Hermana Rosa:  Niños, quiero que me traigan sus trajes para el ensayo del  drama, y que memoricen bien el himno que vamos a cantar en Navidad. Niños:  Si, maestra, ya tenemos listos los trajes.  (Se van) Hermana Rosa: –  ¡Ay perdón!, ¿en donde esta tu papa Jaimito:? Jaimito:  Esta en el hospital, mi mama dice que esta grave, que quien sabe  si mejore pronto. Hermana Rosa:  Ah! Pero si esta en el hospital tan enfermo, tal vez no me  dejen entrar a verlo.  (Pasan unas hermanas conversando entre ellas) Hermana Rosa:  Hermanas, por favor no olvide ponerse de acuerdo en los preparativos de la cena y en donde va a ser por fin. Una hermana: – No se preocupe, ya todo esta arreglado. (Salen, mientras siguen conversando entre ellas) Jaimito: – Hermana Rosita, ¿sí irá? Hermana Rosa: – después platicaremos y nos pondremos de acuerdo para ir a ver  a tu papa; ahorita tengo que atender algunos asuntos importantes.  ¿Que te  parece si cuando pase la Navidad lo voy a ver?  Ahora no te preocupes. Hasta  pronto Jaimito. (Se Va) Jaimito:  Pero maestra, mi papa se puede morir….. Y…. (Se queda pensativo un momento)  Dios mío, no dejes que mi papa se muera…. (Entra Luis) Luis:  Jaime, le dijiste a la hermana Rosita lo de tu papa? Jaimito: – (Con desaliento) – Si, pero esta muy ocupada con la fiesta de Navidad, y me dijo que después hablaríamos de eso… Aunque tengo miedo, porque si mi papa muere ahora se que se iría al infierno, y no quiero que pase eso. Luis: (Tratando de animarlo)  En mi casa vamos a orar para que tu papa sane pronto.  Ahora parecen todos muy ocupados y no hay quien le pueda hablar a tu papa acerca de Jesús. Jaimito:  Lo que quiero es que mi papa ya sea cristiano para esta Navidad. Luis: – Si, se cuanto deseas eso para tu papa, pero tienes que esperar.  Bueno, ya me voy. Jaimito: – Me voy contigo, porque debo ir a cuidar a mi papa para que mi mama venga a la reunión.  (Salen los dos) Fin de la Escena 11…. Continua: Acto 11 y Escena 1

 Escena 2

 (Están platicando Jaimito y Luis en el pasillo del templo) Luis: – Jaime, yo me sentí muy contento en esta Navidad por todo lo que hubo en el templo y por la cena en mi casa.  Mis papas y yo estuvimos cantando villancicos y estábamos muy felices. Jaimito:  Yo me siento muy triste desde que mi papa se enfermo, y en esta Navidad todos estuvimos tristes; mi mama fue al hospital para estar con el cuando salimos del templo, y nos dejo a mi hermanita y a mí con una vecina. Luis:  Sigue tu papa en el hospital? Jaimito:  No, ayer salio y ya esta en casa, pero yo lo veo muy enfermo.

 Escena 3

 (Entran la Hermana Elena:) Hermana Elena:  Hola niños,  porque estáis tan serios? Jaimito:…sigue enfermo tu papa?  Estoy orando por el. Jaimito:  Si, sigue enfermo, ya salio del hospital, pero yo creo que se va a morir…(comienza a llorar). Hermana Elena:  -(Lo abraza) – No llores, mira Dios le puede sanar, tu sabes que no hay imposibles para el. Jaimito: – Ya se, pero mi papa no es cristiano, y no sabe como hablar con Dios. Hermana Elena: -Podré ir a ver a tu papa hoy? Jaimito: Si, hermana, si, vaya hoy a mi casa. Hermana Elena: Dame bien tu dirección y dime como me puedo ir en el autobús. Jaimito: De veras lo hará hermana? Hermana Elena:  Si, Jaimito, tu papa necesita saber de Cristo hoy mismo.  (La Hermana Elena se va caminando con los niños)

Escena 4

 (Una casa humilde en donde hay un catre en donde se encuentra postrado Don Jaime.  Sentado mirando hacia la calle por la puerta se encuentra Jaimito. Ve venir a la Hermana Elena y se levanta con alegría a recibirla) Hermana Elena: – Buenas tardes Jaimito (Jaimito contesta el saludo) Podré ver a tu papa ahora? Jaimito:  Si, pase hermana, esta allí acostado pero acaba de despertar.  Mi mama se fue a trabajar y se llevo a mi hermanito. (Se dirige hacia el enfermo) Hermana Elena -Buenas tardes, Don Jaime, espero no ser inoportuna. Don Jaime: -(Responde con una voz que denota su enfermedad)..  No, pase usted, Jaimito: me dijo que vendría una hermana del templo a verme..(Jaimito trae una silla a la Hermana Elena) Jaimito: -(En voz mas baja) -Siéntese aquí hermana.  Se que no es Navidad, pero le he pedido a Dios que mi papa la escuche. Hermana Elena: – (También en voz mas baja).  -No te preocupes, Dios nos responderá…(se sienta). Hermana Elena -Don Jaime, hemos estado orando a Dios para que le sane. Sabe usted que Dios lo puede sanar? Don Jaime: Si, si lo se.  Yo soy un hombre muy pecador, estoy así de enfermo porque soy un alcohólico.  No he querido escuchar la voz de Dios. Mi esposa y mi hijo me han hablado mucho, pero no he querido poner atención en esto. Hermana Elena – Es tiempo todavía, Don Jaime.  (Lee en su Isaías 55: 6.7)  Dios tiene misericordia y amor por usted, y si usted quiere puede reconciliarse con el, pidiéndole perdón por toda su vida lejos de el. Dios quiere perdonarlo si usted se arrepiente y le confiesa todos sus pecados. Don Jaime:  Mi hijo ha estado muy triste desde la víspera de la Navidad. Jaimito: –  Si, papa, quería que te aliviaras, pero lo que mas quería es que tu fueras cristiano para esta Navidad, y cuando la Navidad paso me puse muy triste. Hermana Elena:  Es cierto, ya no celebramos estos días de la Navidad, pero todavía es Navidad, porque la Navidad es cuando celebramos el nacimiento del Salvador, y si usted quiere, puede invitarle hoy a nacer en su corazón. Hace muchos años no hubo lugar para que Jesucristo naciera, pero hoy puede haber un lugar en su corazón en donde El nazca y le de una nueva vida. Don Jaime: Cree usted posible ese milagro?  Querrá el venir a nacer a un corazón tan sucio? Hermana Elena  -Si usted quiere puede confesarle a El , todos  sus pecados y pedirle perdón por ellos, entonces el le limpiara y cuando su corazón este listo, lo llenara con su Espíritu Santo.  así usted podrá vivir una paz que nunca terminara y un gozo que le hace ver la vida en otra forma. Don Jaime:  Si, quiero hacerlo, ayúdeme por favor a pedirle a Dios que haga eso en mi vida.  Quiero tener una verdadera Navidad. (Se inclinan los 3 para orar)

 Escena 5

 (En el templo, Jaimito: y Luis: platican) Jaimito: -Estoy muy contento, siento como si hoy fuera Navidad, mi papa esta mejor y ahora vendrán mis papas a dar gracias a Dios por este milagro.. Luis:   !Que bueno que tu papa acepto a Cristo como su Salvador! Jaimito: -Si, Luis:, para el ahora es Navidad. (Entran los papas de Jaimito con su hijita de 3 años y la Hermana Elena.  Entran otras personas..) Don Jaime: !Feliz Navidad hermanos! !Feliz Navidad! Uno de ellos (Sorprendido)  -!Pero si hoy no es Navidad! Don Jaime: Tienen razón, pero para mi todavía es Navidad, porque es hasta ahora que se lo que realmente significa esta hermosa y gloriosa fecha. Hermana Elena:  !Gracias a Dios!  Que bueno que están aquí.  Pero pasemos al templo, estamos por comenzar nuestro culto.  (entran todos) (Se oye una voz) Voz -A veces celebramos una Navidad sin Cristo, nos llenamos de festejos, pero olvidamos la verdadera razón por la cual vino Cristo al mundo. “Porque el vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” Estamos agradecidos con el por su salvación.  Ese es el gozo y sentido de la verdadera Navidad. Deseamos que usted celebre esta Navidad con Cristo, con profunda gratitud a Dios por su don inefable.

 FIN


¿Y Si Jesús No Hubiera Nacido?

ESCENA I

 Actores: Narrador (puede ser hombre o mujer) José María Pastores Telón cerrado. El Narrador sale y habla a la audiencia. Narrador: ¿Qué es la navidad? ¿Por qué la celebramos? ¿A qué y a quién representa? Pareciera que hoy en día no es más que regalos, luces, fiestas, y árboles. Todos, incluyendo Santa Claus y los reyes magos, están temporalmente llenos de un espíritu de dar. Pero, ¿de donde provienen estos sentimientos generosos? (Narrador pausa) Se abre el telón, mostrando a la audiencia un establo con José, María, y el bebé Jesús, quizás con unos niños en disfraces de animales. Después de un momento entran los pastores, y postrándose, adoran a Cristo. Hacen sus actuaciones con señales mimadas. Narrador: Provienen de ‘Cristo Jesús, el cuál, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres’ (Filipenses 2:5-7). Pero su principal propósito al nacer era para morir, y al hacer esto nos dio el más grande regalo que alguien pudiera dar: el perdón de nuestros pecados y la vida eterna con Dios. Lo único que nos queda hacer es aceptar su regalo y seguir a Cristo. Pero la vida de Cristo, ¿realmente ha dejado una influencia en el mundo y en la historia? ¿Ha dejado vidas cambiadas por Él, o nada más nos dejó una bonita costumbre para celebrar cada año? Los actores se voltean hacia el Narrador con caras de sorpresa. Narrador: Veremos a través de tres escenas un poco de la influencia que Cristo Jesús ha tenido en el mundo. El Narrador se retira y se cierra el telón.

 ESCENA II

 Actores: Narrador Vikingo: Erik Vikingo: Olaf Monje Aldeanos (mínimo 3) Telón cerrado. Sale el Narrador. Narrador: Nos encontramos ahora en el año 961 después de Cristo en una aldea inglesa que está siendo saqueada por una banda de vikingos aterradores. Nuestro enfoque cae sobre dos vikingos, Erik y Olaf, que persiguen a varios aldeanos cerca del monasterio. El Narrador se retira y se abre el telón. Los dos vikingos, armados y con algunos costales llenos de botín, persiguen a los aldeanos hacia el otro lado del escenario, donde se topan con un monje. Monje (con autoridad): ¡En el nombre de Dios, alto! Los vikingos se detienen, sorprendidos, y los aldeanos se escapan. Erik: ¿Cómo es que hablas en nuestro idioma, y a cuál de los dioses te refieres? Monje: He viajado a muchos lugares, y hablo en el nombre del único Dios, el eterno y Todopoderoso. Olaf (con desprecio): Este hombre está loco, hablando de un solo dios. Hay que matarlo y unirnos a los demás de nuestra banda. Monje (calmado): Mátenme si quieren, pero probablemente nunca encontrarán el tesoro máximo. Erik: ¿Eh?… ¿que tesoro? Monje: Entren conmigo y les diré. Los vikingos entran al monasterio con el monje. El telón se cierra para cambiar el escenario al de un monasterio, y luego reabre. Erik: Muy bien, ya entramos. Ahora, ¿cómo podemos conseguir este tesoro del que nos hablaste? Monje: La única forma para obtenerlo es rindiendo sus vidas a Dios, y siguiendo las órdenes de su Hijo, Cristo Jesús, entregándole toda su lealtad. Entonces Dios les dará la vida eterna y un lugar con Él en el Cielo. Olaf: ¿Por qué sigues hablando de un solo dios, cuando todos sabemos que se requiere de muchos para controlar todo el universo y la suerte de los hombres? Monje: Yo les digo que es un solo Dios que creó y controla el universo y todo lo que contiene. Y no solo eso, sino que también nos ve y nos oye, y cuando oye, actúa, y con mano poderosa. ¿Acaso sus dioses les han respondido alguna vez? Olaf (con incertidumbre): Bueno, pues…no. Erik: Pues a la mejor solo hay un Dios, ¿pero porqué hemos de servir a este hijo para llegar a tu cielo? Me han contado que fue un hombre muy cobarde y que jamás se defendió a sí mismo ni a sus seguidores. Nunca podría respetar, y menos seguir, a alguien así. Monje: Si eso es lo que piensas de Cristo, entonces te han contado muy mal. ‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en Él crea, no se pierda, mas tenga vida eterna’ (Juan 3:16). Y Jesús amó tanto a su Padre que se sometió valientemente a ser burlado, escupido, azotado, golpeado, y puesto en una cruz, lo cuál es aun más doloroso de lo que se puedan imaginar. Cristo es el único que de verdad se merece su respeto, lealtad, y adoración. Olaf: Ah, nunca me habían contado todo eso. Pues no se que pienses tú Erik, pero yo estoy dispuesto a dar mi espada para el servicio de este Dios y su hijo. Erik (con entusiasmo): Y yo también daré mi lanza. (Esta parte se puede cambiar de acuerdo a las armas que tengas disponibles) Monje: Pero Dios no necesita sus armas, sino sus corazones dispuestos a contar a otros lo que han aprendido. Olaf: En ese caso, rendiremos nuestras armas. Los dos vikingos pasan al altar y dejan ahí sus armas. Erik: Y ahora (se sientan los vikingos) cuéntanos más acerca de Cristo Jesús. Se cierra el telón.

 ESCENA III

 Actores: C1 (científico cristiano) C2 (científico cristiano) C3 (científico inconverso) C4 (científico inconverso) Ingeniero de mantenimiento NOTA: todos estos actores pueden ser hombre o mujer. Telón cerrado. Sale el Narrador. Narrador: Que padre conversión al amor de Cristo ¿no? Continuando con nuestra obra, estaremos en el presente, dentro de un centro de investigación científica, donde algo raro está por ocurrir. Se retira el Narrador y se abre el telón, revelando un centro de investigación con 4 científicos en sus diferentes ‘oficinas’ (separadas) comunicándose por computadoras. Sus oficinas pueden incluir teléfonos, microscopios, o cualquier otro artículo que deseen agregar en sus escritorios. C3: Vamos a verificar la posición del sol, la luna, y los planetas en el pasado para saber donde van a estar dentro de cien años y también en los próximos mil años, ya que esta información es necesaria para enviar satélites al espacio sin que choquen con algo una vez en órbita. C1: Estamos listos para que la computadora comience a recorrer las bases de datos. C4: También estoy listo. Adelante. Todos esperan unos minutos, pero entonces las computadoras empiezan a dar una señal de alerta, indicando un error en la información. C3: ¿Qué pasa? ¡Voy a llamar a la oficina de mantenimiento! (Recoge el teléfono y pide apoyo) Entra el Ingeniero de mantenimiento a la oficina de C3 y comienza a revisar la computadora. Ingeniero de mantenimiento: Que extraño, todo parece estar en perfectas condiciones. C4: ¿Cuál es el problema? C1: Hemos encontrado que falta un día en el tiempo del universo. Todos hacen expresiones de extrañeza. C2: Una vez oí en un estudio bíblico en mi iglesia que el sol de detuvo por como un día. C4: ¡Eso no puede ser posible! Además, toda persona inteligente sabe que la Biblia no tiene comprobación científica, y que los cristianos son puros babosos con tontas teorías de Dios. C1: ¿Entonces como explican lo que está sucediendo? Y a propósito, la mayoría de los grandes descubrimientos científicos fueron hechos por hombres cristianos que creían en Dios. Ingeniero de mantenimiento (hablando a C3): No creo que lo podamos explicar. Pídeles que nos cuenten lo que oyeron en el estudio bíblico. (C3 escribe la pregunta) C2 (abre su Biblia en Josué y lee lo siguiente): ‘No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti’ (Josué 10:8). Josué estaba preocupado porque el enemigo los había rodeado y si oscurecía, el enemigo podría derrotarlos. Entonces Josué le pidió al Señor que detuviera el sol, y así pasó: ‘Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero’ (Josué 10:13). C3: ¡Ese es el día que buscamos! C4: A ver si es cierto. Comprobémoslo. C3: Ya lo encontré. Muy bien, el lapso que falta en ese periodo es de 23 horas y 20 minutos. C4: Pues eso no es el día completo que necesitamos. C1: Pero la Biblia dice ‘casi un día entero’. C4: ¿Y los 40 minutos que faltan? Existen grandes discrepancias en los cálculos espaciales debido a que los minutos se multiplican en órbitas, así que no hemos solucionado nada. C2: En la Biblia también menciona que el sol retrocedió… C4: ¡Es aun menos creíble que el sol haya retrocedido! ¡Ja! C3: A mí me interesa escucharte. C2: La Biblia narra que Ezequías, quien estaba a punto de morir, fue visitado por el profeta Isaías, el cual le dijo que no moriría. Ezequías no le creyó y pidió una señal, e Isaías le respondió ‘¿Avanzará la sombra diez grados, o retrocederá diez grados? Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra recline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados’ (2 de Reyes 20:8-10). Y así pasó. C3: Diez grados son exactamente 40 minutos, los cuales, junto con el tiempo en Josué que nos decían, forma el día que nos hace falta. Y ya que tenemos eso solucionado, tendremos tiempo para pasar la navidad en casa. Ingeniero de mantenimiento: Sí, hace años que no he pasado la navidad en casa. Siempre estoy aquí solucionando problemas. C2: De hecho, también tengo una historia que contarles acerca de la navidad. C4: ¿Ahora de qué hablas? C2: Es un evento que también cambió la historia, y todavía nos afecta hoy en día. C1: Hace unos 2000 años, unos sabios del oriente descubrieron una nueva estrella que se movía en el cielo. Entonces emprendieron un viaje para seguir a la estrella, la cual les sirvió de guía hasta que se detuvo y se encontraron con el Salvador del mundo. C2: Nosotros dedicamos nuestra vida para lograr progresos en el bien de la humanidad. Jesucristo, el Hijo de Dios, vino al mundo para ofrecer a la humanidad esperanza, paz, alegría y amor. C1: Estando en pecado nada de esto podemos obtener, pero al creer en El, confesarle como Señor y Salvador recibimos Su perdón y todos estos beneficios. Esto es lo que más necesitan los hombres. Nuestros descubrimientos y avances científicos tienen sus beneficios pero no se comparan a los que Jesucristo nos otorga. Ingeniero de mantenimiento: Entonces… ¿sólo tengo que creer y confesarle como Salvador? C2: Así es. Entonces su Espíritu Santo vendrá a habitar y comenzará a actuar en ti. ¿Quieres que te ayudemos a orar? El otro científico mueva la cabeza y se concentra en sus actividades, mientras que los científicos cristianos, el ingeniero en mantenimiento, y el otro científico (C3) se unen para orar. Se cierra el telón.

 ESCENA IV

Actores: Neo Trinity Agente Ciudadanos (la cantidad necesaria para llenar el escenario) Telón cerrado. Sale el Narrador. Narrador: Que padre es ver como ‘los cielos cuentan la gloria de Dios’ (Salmos 19:1). Para nuestra última escena vamos a ir un poco hacia el futuro. Tomaremos como base algunos conceptos y personajes de la película ficticia “La Matrix”, aunque esta escena no viene directamente de ella. Para los que no han visto la película, déjenme resumir de que trata: el tema principal es que el mundo que vemos es una ilusión mental que nos hace pensar que lo que vemos es real. La realidad es que todos los humanos son esclavos de una raza de robots inteligentes, los cuales en el mundo falso toman forma de humanos pero muy fuertes, llamados agentes. En medio de esta esclavitud hay un hombre especial, llamado Neo, que es elegido para liberar a todos los humanos de su encarcelamiento mental con la de unos amigos, incluyendo una mujer llamada Trinity, a los cuales encontraremos en esta escena. Bienvenidos al mundo real. El Narrador se pone unos lentes oscuros y luego se retira; se abre el telón. Vemos a Neo y a Trinity (ambos con lentes oscuros y pistolas) caminando por la calle de una ciudad. En el trasfondo hay muchos Ciudadanos caminando de un lado al otro del escenario, y entre los cuales está caminando el Agente (también con lentes oscuros y una pistola). Neo: ¡Es tan padre ver a todos los humanos liberados! Saber que todos están respirando aire verdadero. (Neo voltea hacia Trinity) Pero Trinity, ¿por qué te ves tan preocupada? ¿Ha pasado algo? Trinity: Pues es que he oído algunos rumores de mis amigas y… Neo: ¿Y…? Trinity: Hay un grupo de personas que tienen unas ideas que son un poco raras. Entre otras cosas y esta es la parte que más me preocupa e interesa, dicen que este mundo no es real. Neo: ¿Que este mundo no es real? A ver ¡alto, alto, alto! ¿De qué estás hablando? Cuando Neo dice “alto”, todos los Ciudadanos y el Agente se paran como si alguien los hubiera pausado en una película. Trinity: Son unas personas que se dicen llamar “cristianos” y han llegado ha ser muy numerosos. Y no solo dicen que este mundo no es real, sino también que todavía somos esclavos. Neo: Ciudadanos, ya pueden continuar. (Los Ciudadanos y el Agente siguen caminando) Pero, si este no es el mundo real como pensamos, entonces ¿cual es? ¿Y de qué somos escla…¡Trinity, un agente! Aquí uno de los Ciudadanos, que realmente es un Agente robot, se acerca a Trinity y saca su pistola para dispararle. Trinity se voltea y rápidamente saca su propia pistola. El Agente y Trinity se disparan, pero ambos fallan. Los Ciudadanos salen corriendo. Los otros tres siguen disparándose, haciendo maromitas y otros trucos hasta que logran matar al Agente. Neo y Trinity se quedan solos en la calle con el Agente muerto. Neo: Buen trabajo Trinity. Ahora, ¿de qué hablábamos? ¡Ah si!, de los cristianos. A ver si ahora si me lo puedes explicar. Trinity: Pues ellos dicen que no iremos al mundo real hasta que hayamos muerto, y que es un mundo eterno conformado de dos secciones: una buena de gozo y paz que ellos llaman el cielo, y otra mala llena de puro sufrimiento. Neo: ¿Y como llegas a esta eternidad buena? Trinity: Tienes que seguir a un hombre llamado Jesús, que es todopoderoso y el hijo de Dios, el cual controla este mundo, además del suyo. Dicen que todos tenemos pecado, y que solo El nos puede liberar del pecado, y permitirnos entrar al cielo donde reina Dios. Neo: Si todo esto es cierto, entonces es urgente que averigüemos más para contárselo a todos. Vamos a encontrar a estos cristianos que conociste. Neo y Trinity se salen del escenario y se cierra el telón. El Narrador vuelve a salir para concluir el drama. Narrador: Jesús nos dijo ‘conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres’ (Juan 8:32). También nos dijo ‘Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí’ (Juan 14:6). Si son cristianos, espero que este drama les haya servido para recordar lo que Cristo ha hecho por ustedes y por qué celebramos la navidad. Y a los que todavía no son cristianos, espero que esto les motive a tomar una decisión para aceptar a Jesús como su único Salvador. Gracias por su atención. Feliz navidad y que Dios les bendiga.


 Testigos del Nacimiento (Mateo 1-18 al 2:12)

Presentador: Imaginemos que hoy viene alguien de otro planeta y nos pregunta:

¿Dónde está ese Dios Rey que dicen que ha nacido y de quien ustedes se declaran siervos?

Toda realidad auténtica siempre presenta evidencias de los hechos en la persona que da testimonio de ello. En la llegada de Jesús hubo bastantes testigos. Hoy vamos a escuchar la versión del gran acontecimiento, de algunos de los que más afectó la llegada del niño Jesús a la tierra.  Testigo 1. (Entra José)”… He aquí, la virgen concebirá, y dará a luz un hijo…” (Isaías 7.14) ” Yo no podía creer ni aceptar el hecho del “embarazo” de María, pero el Señor que conoce mis limitaciones, envió su ángel para anunciarme el milagro del nacimiento del Hijo de Dios por obra del Espíritu Santo. Aunque me costó mucho trabajo, CREÍ Y ACTUÉ según la voluntad de Dios. “Acepté a María en obediencia a Dios”

Testigo 2. (Entra el ángel)… “Y he aquí se les presento un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeo de resplandor…” (Lucas 2:9) “Aunque a mi me vieron pocos yo doy fe del nacimiento porque mi presencia está comprobada en la recepción y efectividad de mis palabras a José y María. Yo les anuncié el suceso antes que Jesús naciera. Bien es cierto que tuve ventaja sobre ellos porque a mí me lo dijo personalmente el Padre Celestial. Mi anuncio con el de mis compañeros tuvo efecto en ellos tanto como en los pastores que después fueron a adorarle.”

Testigo 3. (Entra Isaías) “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9.6)    “Yo por inspiración divina lo anuncié varios siglos antes. Pero a pesar de ser bien conocido por todos, ya que está escrito en las Sagradas Escrituras, pocos tuvieron en cuenta la fidelidad de Dios para cumplir sus promesas”

Testigo 4. (Entra la estrella). “Los cielos cuentan la gloria de Dios…” (Salmos 19.1) Siendo el Soberano del Universo el que venía a nacer a la tierra, yo fui un testigo activo del gran suceso ya que al verme brillar más de lo normal en el cielo, unos hombres sabios se fijaron en mí y yo les conduje hasta el lugar del Nacimiento del Rey. Fue admirable comprobar el conocimiento que tenían estos sabios de las Sagradas Escrituras y su fe para creerlas. Por eso viajaron hasta Belén desde sus lejanas tierras.

 Mago 1. “Los ojos de Jehová velan por la ciencia…” (Prov. 22.12) Nosotros siempre hemos estudiado el Cosmos, la gran Obra del Creador. Nos dimos cuenta del Nacimiento del Niño, no sólo por nuestra sabiduría para descubrirlo, sino por la voluntad de Dios para revelarlo. El ha dado respuesta a todos nuestros anhelos y sabemos que sólo en el Señor se encuentra la verdadera y total sabiduría. Según dicen fui un rey, por eso le traje ORO con lo que quise simbolizar que lo reconocía como el gran Rey y Dueño del Universo. Junto con este símbolo, le entregué mi más tierno afecto porque sabía que mi corazón era el lugar que correspondía al Dios Todopoderoso que en su infinito AMOR se hizo hombre.

 Mago 2. “Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos” (Apocalipsis 8:4) Cuentan algunos que yo fui un Sacerdote, por eso le ofrecí INCIENSO que representa las oraciones y alabanzas de los suyos. Se lo ofrecí a El porque creo que es el único digno de ella. Yo fui testigo de su Nacimiento. Desde entonces he dejado de desear cualquier alabanza o reconocimiento de otros. El incienso es semejante, en su simbolismo, a lo más valioso del espíritu que sólo debe pertenecer a Dios. Por eso sólo busco en mi vida ensalzarle y alabarle y estar en comunión con El.

Mago 3: “Angustiado él, y afligido, no abrió su boca, como cordero fue llevado al matadero, y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”. (Isaías 53:7) Dicen que fui un profeta. Yo estudie las Sagradas Escrituras, por eso sabía a lo que venía a la tierra. Le traje MIRRA, un perfume de sabor amargo con que se ungía a los muertos para preservarlos de la corrupción. En la mirra anuncie su amargo sufrimiento en la cruz por salvar a los hombres de la muerte espiritual. En su uso para preservar de la corrupción, quise declarar que fuera de Jesucristo, como Señor de nuestra vida, no hay manera de vivir con verdadera nobleza y autenticidad de vida. Cualquier deseo personal de independencia de El, conduce a la corrupción absoluta.

Fariseo. “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos dice el Señor” (Isaías 55:8) Yo represento el conocimiento y la razón. En mi inteligencia no cabe más que lo que se puede ver con los ojos de la cara y tocar con estas manos. Lo único que tiene validez para nosotros es la tradición y lo que dicen los libros que han escrito los sabios que estudian mucho, esos son los que conocen la verdad y a los que hay que seguir porque saben mucho. No puedo creer que el Hijo de Dios haya venido ha nacer en un mesón, un sitio demasiado humilde, donde sólo hay gente ignorante. Yo creía, si ese Jesús hubiese nacido en Jerusalén o en Atenas. ¡Ahí sí que hay sabiduría! Del nacimiento del niño no me doy por enterado. Todo lo que se dice de El debe ser fantasía propia de la ignorancia de los crédulos.

Sacerdote: “Los sacerdotes no dijeron ¿Dónde está Jehová?, y los que tenían la ley no me conocieron y los pastores se rebelaron contra mí…” (Jeremías 2.8) “A lo suyo vino y los suyos no le recibieron” (Juan 1.11) Nosotros no hemos visto que el Hijo de Dios haya venido a la tierra. De haber sucedido creemos que los sacerdotes y religiosos habrían sido los primeros en conocer la noticia, porque es seguro que el Hijo de Dios habría venido al gran templo de Jerusalén o a nuestra sinagoga, donde están los rabinos más insignes de Israel. Además nosotros somos los dignos depositarios de la y los que ministramos la religión al pueblo según el orden establecido. Por eso no creemos que el Cristo haya venido a la tierra.

Heredes: “El convierte en nada a los poderosos y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana” (Isaías 40.23)

¡Qué noticia tan preocupante han dicho estos tres sabios! Seguramente la habrá inventado algún movimiento contrario al poder legalmente establecido por mis amigos los romanos, para intentar cambiar mi gobierno y echarme del trono. Por si acaso me perjudica, tomaré medidas y dictaré un decreto, que eliminen a todos los niños nacidos en Israel de dos años para abajo. Hay que tomar medidas drásticas contra cualquier movimiento que ponga en peligro o debilite mi poder. No creo en absoluto del nacimiento del Hijo de Dios porque aunque algunos creen en su venida, yo sólo creo en el poder, la fuerza, la riqueza y mantener buenas relaciones con Roma… Decir que ha nacido un niño rey ¡Ridículo!, yo soy el rey y no permito que haya otro.

Presentador: Estos tres últimos testigos no vieron nada del mayor acontecimiento en la historia humana. Ellos representan la RAZÓN HUMANA, LA RELIGIÓN basada en pensamientos de hombres y el PODER establecido, sin tomar en cuenta a Dios. Su autosuficiencia, auto estimación y amor al dominio y la riqueza, les llevaron a desechar al único SABIO, DIGNO y REY DE REYES.

 

Conclusión: ¿Ha nacido Cristo en tí? Si crees que sí, observa cuál sería el testimonio del nacimiento de Cristo en tu vida.

¿Tienes disposición de creer y obedecer la Palabra de Dios como lo hizo José?

¿Tienes el valor de anunciar a Jesús pese a las dificultades y rechazos de hoy, como lo hizo Isaías en su tiempo?

¿Es tu vida un faro que alumbra el camino a los que buscan al Señor como lo hizo la ESTRELLA?

¿Tienes comunión con Dios para conocer su Palabra y anunciarla como un ENVIADO del cielo?

¿Se reconoce en ti que El es el REY SOBERANO y que la ley de su reino, el amor y la generosidad es tu norma de VIDA en tu relación con todos?

¿Dónde está tu interés y tesoro más valioso? ¿En el. Señor o en la tierra?

¿Mantienes tu amor propio o egoísmo por encima del amor a Dios y a tu prójimo?

¿Cualquier deseo de alabanza, como incienso a tu persona lo rechazas para que Dios los reciba?

¿Llevas tus penas al Señor como la mirra, sin quejarte demasiado de los demás?

El nacimiento de Cristo fue el mayor acontecimiento de la humanidad, pero Jesús va a volver a la tierra a buscar a los suyos para establecer su reino. Mas para los que no han creído en Cristo, El volverá como JUEZ.

“Porque os digo que si vuestra justicia no fuese mayor que la de los escribas y fariseos no entraréis en el Reino de los Cielos.”

Esta Navidad, es una oportunidad para ti. Una oportunidad que Dios te da para acercarte a El, para meditar, para reflexionar, para reafirmar tu compromiso, para decirle Sí a Jesús, el Sí más seguro de toda tu trayectoria, de toda tu vida. ¡Sí Jesús!… cuenta conmigo. Y cuando vuelvas a esta tierra, quiero ser hallado justo delante de ti.


             El milagro de creer

Escrito por Alberto Cardona y adaptado por Antonio y Arrate PERSONAJES ANTONIO ARRATE JAVI JAVIER REBECA CRISTINA TOÑI LUIS ELIAS MIGUEL ÁNGEL PABLO PILI (Entra el coro) CANCIÓN: “CANTA ALELUYA” (Sonido de aeropuerto.) ANTONIO: Aquí estoy… esperando en el aeropuerto a coger mi vuelo. Mi trabajo me exige coger avión tras avión. Y las horas en las Salas de embarque se me hacen interminables. Así que cuando me canso de leer revistas y novelas reparo en el resto de viajeros. Me gusta imaginar de que hablan, como son sus vidas, cuáles son sus inquietudes… Os invito a imaginar conmigo en qué situación esta esa pareja. Ella le ha dado la espalda. Yo creo que están enfadados… PABLO: (Se da la vuelta) ¿Te pasa algo? PILI: Que estoy harta… PABLO: ¡Cómo no! Siempre lo mismo. La señora no comparte mis ideas y se enfada. PILI: No creo que sea el momento para hablar de esto. PABLO: Eso sí que es bueno. Siempre dices que soy yo el que no quiere hablar… y ahora eres tú la que quiere dejarlo para otro momento. PILI: Como comprenderás no creo que sea conveniente hablar de nuestros problemas en la Sala de Embarque de un Aeropuerto. PABLO: Como quieras… Cuando la Señora me dé una audiencia intentaré hablar sobre ello. (Se da nuevamente la vuelta el hombre) (Sonido de embarque de vuelo) ANTONIO: Es posible que no sea esta la conversación pero coincidiréis conmigo en que da esa impresión, y es que la convivencia provoca problemas… generalmente porque somos orgullosos y nos olvidamos quién es el único que merece nuestra alabanza. CANCIÓN: “ALABAD” ANTONIO: Es una buena solución olvidarnos de nosotros mismos, pero a veces es difícil ¿No le parece? JAVI: ¿Perdón? (Sonido de embarque de avión) ANTONIO: Mire ahí están otra vez, imagine conmigo lo que le dice. JAVI: ¿Que imagine qué? ANTONIO: SSSch PILI: Pues es sencillo. PABLO: Yo no doy para más. PILI: Me lo estaba imaginando. PABLO: No seas irónica. PILI: No es ironía. PABLO: yo intento comprenderte. PILI: Eso lo deberías haber hecho hace mucho tiempo. PABLO: Sigo sin entender nada (se callan) JAVI: El que no entiende nada soy yo. ANTONIO: Es muy sencillo. Dios es el único que merece alabanza. JAVI: ¿Dios? ANTONIO: Es difícil hablar de Dios en nuestros días, el hombre se ha olvidado de él y ese olvido trae soledad. JAVI: Soledad… Eso sí que lo entiendo. El otro día leí un artículo que decía que la soledad es la plaga de nuestro tiempo. Y que un teléfono de ayuda había recibido más de 300.000 llamadas de personas que necesitaban ayuda justamente por la soledad. Seguramente sería una soledad no deseada. ANTONIO: Puede que tenga razón pero seguramente habrá otras personas que teniendo mucha gente a su alrededor se sentirán igualmente solas. JAVI: Ya… y por eso habla con conocimiento de causa. Se siente solo en sus creencias. ANTONIO: En absoluto. Ezequiel dice: “No temas porque yo te redimí, te puse nombre, mío eres tú… Porque en mis ojos eres de gran estima, eres honorable, y yo te amo… No temas porque yo estoy contigo”. JAVI: En este mundo actual es difícil creer en Dios. ANTONIO: ¿Es más fácil creer en la humanidad que cada uno va a lo suyo? Cuando se sienta sólo, pruebe a experimentar el amor de Dios… CANCIÓN: “SOLO ESTÁS” (Antonio está sentado…. megafonía sonido de embarque de avión) ANTONIO: ¿Malas noticias? LUIS: Nada bueno… sólo hay calamidades… ANTONIO: Sí, Jesús es la clave de todo. LUIS: ¿Jesús? ¿Por qué Jesús? ¿Qué Jesús? ANTONIO: El único. El que nació en Belén. El hijo de Dios. LUIS: Cuando era pequeño me hablaron de Jesús, pero… Me encantaría que eso de que un día nació por mí, para mi salvación, fuera verdad. Pero… en mi vida han pasado muchas cosas… he visto muchas cosas…me ha defraudado demasiada gente (Hasta yo mismo me defraudo cada día)…y he estudiado mucho. Y nunca vi a Jesús en mis libros de texto. Difícilmente puedo creer en algo que no veo. ¿Cómo se puede tener fe en algo que no se ve? ANTONIO: Muy bien…vayamos por ese camino. ¿Ve el aire? LUIS: No ANTONIO: Pero lo siente. ¿Ve el calor? LUIS: No ANTONIO: Pero lo siente. LUIS: Eso se puede medir. ANTONIO: Es cierto. ¿Puede ver el amor? LUIS: No ANTONIO: ¿La caridad? LUIS: No. ANTONIO: Pues mire, como tenemos tiempo y si no le importa, déjeme que le explique… CANCIÓN: “AL MUNDO VINO YA” (Sentados en el banco) ANTONIO: Cuando uno tiene a Jesús en su corazón sabe que lo demás no tiene sentido. Uno quiere saber más de él, quiere parecerse más a él. CRISTINA: Yo una vez tuve a Jesús en mi corazón. Fue toda una experiencia. ANTONIO: De eso se trata…de experimentar a Jesús. (Sonido de embarque de avión) CRISTINA: ¿Sabe? Lo que más detesto es la incongruencia. Muchos dicen: Señor, Señor, y luego son… lo peor. No creo que experimenten a Jesús. ANTONIO: El problema no está en Jesús. Los cristianos también experimentan al poder del pecado. Pero tienen la posibilidad de vencerle. CRISTINA: ¿La posibilidad? Ya. ANTONIO: Hay un texto en la Biblia que dice: “Si mi pueblo que lleva mi nombre, se humilla y ora, si busca mi rostro y se convierte de sus malos caminos, entonces oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra”. CANCIÓN: “SI MI PUEBLO” ARRATE: ¿Y dice usted que la humanidad se ha olvidado de Jesús? ANTONIO: Ese es el problema. El ser humano ha olvidado lo que Jesús ha hecho por nosotros. ARRATE: Tal vez tenga razón. ANTONIO: Observe a ese padre y a su hijo. Si se fija, el padre se acerca a él y le abraza. Imagino que la conversación puede ser la siguiente: MIGUEL ÁNGEL: No te enfades conmigo. Te quiero más que a mi vida. ELÍAS: Yo no lo siento así. MIGUEL ÁNGEL: Todavía recuerdo tu cara al nacer. Tenías los ojos cerrados. Pero sabías que estábamos ahí. Sabías que te íbamos a proteger y alimentar. Buscabas nuestra voz. Y te calmabas simplemente con nuestra presencia ¿qué nos ha pasado? ELÍAS: Que he crecido. He madurado. Tú te acordarás de cuando nací. Pero de eso ya han pasado bastantes años. MIGUEL ÁNGEL: Recuerdo las noches en vela, cuando ya más mayor, estabas enfriado y no podías respirar bien. Me cogías de la mano muy fuerte y te calmabas. Te relajabas y acababas durmiendo abrazado a mí ¿Qué nos ha pasado? ELÍAS: Lo recuerdo vagamente. Pero era tu obligación, eres mi padre. MIGUEL ÁNGEL: Quizá era mi obligación…pero lo hice por amor. ARRATE: El chico tiene razón. Era su obligación. ANTONIO: ¿Y el amor? ARRATE: Sí. El amor también estaba allí. ANTONIO: Volvamos al principio. El problema es que nos olvidamos de lo que Jesús ha hecho por nosotros. ARRATE: Eso de que Jesús murió por nosotros ¿no? ANTONIO: A veces es difícil. Cada uno debe buscar como mantener el milagro de creer. Si nos ponemos a mirar desde la cruz, podemos imaginar lo que Jesús hizo por nosotros. No puedo olvidar las últimas palabras que pronunció: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hace”. CANCIÓN: “NO PUEDO OLVIDAR” ANTONIO: ¿Cómo puedo olvidar lo que Jesús hizo por mí un día? Deberían estar sonando en mi cabeza las palabras que pronunció y lo que hizo por mí. REBECA: Si fuera así. El mundo sería diferente. (Sonido de embarque de avión) ANTONIO: Nosotros seríamos diferentes. ¿No querría usted tener un corazón nuevo? REBECA: Hombre, claro, sería magnífico. ANTONIO: ¿Y por qué no cree en Jesús? Solo es necesario creer. Pero creer de verdad. REBECA: ¿Y cómo se hace eso? ANTONIO: Cree y serás transformado. Cree de verdad, lleva a los pies de la cruz tu vida… y te aseguro que tú cambiarás. No esperes más, haz tu compromiso… Jesús te espera, no hay tiempo… CANCIÓN: “HOY QUIERO ENTREGARME A TI JESÚS” (Sonido embarque de avión) ANTONIO: Dios nos dio la nuestra vida, y nos prometió que vendría a buscarla. ¿Si a usted le dicen que va a tener un futuro perfecto, que se imagina? TOÑI: Pues que la gente en el ascensor tiene más motivos de conversación que solo comentar el tiempo que hace… Que no voy a tener enfermedades… ni dolor… que los míos no van a tener necesidades… vamos, que no van a pasar estrecheces… Que se había encontrado una vacuna contra la vejez y la muerte… que ya no habría problemas de cambio climático… Que ya no son necesarias las ONGS porque no hay escaseces y la solidaridad es un concepto superado… ANTONIO: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó son las que Dios ha preparado para los que le aman. No habrá más muerte, no habrá más dolor, no habrá más injusticia, no habrá más noche. CANCIÓN: “NO MÁS NOCHE” JAVIER: Dirá usted lo que quiera, pero lo que peor llevo es la espera. Ahí sentado durante horas… Parecen días. Me duele todo, los riñones… ¡maldito lumbago! Y lo peor es que uno no sabe cuándo va a ser el vuelo. Nada, no hay ningún mensaje en el panel de salidas. ANTONIO: Ya queda menos… JAVIER: En eso tiene razón, cada minuto que pasa lo descontamos de la espera, pero como suelen decir “el que espera desespera”. ANTONIO: No, si no me refería a este tiempo, sino a lo que estábamos hablando antes, a que Jesús iba a volver algún día a buscarnos. Ande, mire, su vuelo. JAVIER: Pues es verdad… Bueno, encantado de conocerlo, pensaré en lo que me ha dicho. ANTONIO: Vida, eternidad, paz, alegría, consuelo… mira al cielo, ya es momento de ver a Jesús viniendo en toda su majestad. Así sea. Amén. CANCIÓN: “MAJESTAD”


Peligro Cuando El Corazón del Hombre Juega Con Satanás

Juan Carlos Flores Marker PERSONAJES DIOS HOMBRE MUJER SATANÁS VESTUARIO Dios – Vestido de blanco Hombre – Vestido de pantalón negro y camisa blanca Mujer – Vestido de pantalón negro y camisa blanca Satanás – Vestido de negro ATREZZO 2 Globos rojos llenos de agua y un globo blanco El drama inicia con Dios dando la espalda al público y el hombre y la mujer en posición fetal, a Su espalda. El narrador lee en voz alta Corintios 5:10, al mismo tiempo que Dios se voltea hacia el hombre y la mujer, y les da vida. Les entrega un globo rojo a cada uno (el globo simboliza al corazón) y Cristo/Dios retrocede un poco pero permanece en el centro del escenario dando la cara al público y los demás actores. El hombre y la mujer actúan desplazándose en el escenario con libertad y disfrutando de la vida, cada uno en un extremo del escenario. Satanás entra y le dice a la mujer que le preste su corazón; le insiste, pero la mujer no acepta, lo reprende y mira a Cristo/Dios quien le da un gesto de apropio. Satanás llega a donde está el hombre y le pide su corazón, el hombre le dice que no y mira a Cristo/Dios quien le da un gesto de apropio. Satanás insiste y le ofrece una revista que representa pornografia. El hombre acepta la revista (y da la espalda para no ver a Cristo/Dios) y mientras esta mirándola, no observa cuando Satanás mancha su corazón con el marcador (el hombre sostiene su corazón en la mano donde no esta la revista.) Satanás regresa a la mujer y nuevamente pide que le preste su corazón, la mujer al principio no acepta, pero le insiste y le ofrece un espejo (representando vanidad u orgullo.) La mujer acepta el espejo y mientras está mirándose no observa cuando Satanás mancha su corazón con el marcador (la mujer sostiene su corazón en la mano donde no está el espejo.) Unos segundos después, la mujer ve su corazón manchado, mira a Cristo/Dios, se da cuenta de lo que ha hecho, se hinca y muestra su corazón a Cristo/Dios pidiendo perdón. Cristo/Dios se acerca a ella tiernamente (sin enojo) y la perdona dándole un nuevo corazón blanco (representando la salvación). A Satanás no le agrada, pero la mujer ahora queda con la mirada fija en Cristo/Dios (quien regresa al lugar donde estaba.) Después Satanás le ofrece al hombre un billete grande (cree uno grande de cartulina y escribe algo como $1,000,000) y mientras está viendo con asombro el billete, no se da cuenta de que Satanás continúa marcando su corazón. Satanás le pide que jueguen con su corazón, al principio el hombre no quiere, pero Satanás insiste y empiezan a jugar, aventándose el globo, cada vez a mayor distancia, hasta que Satanás lo toma para sí y lo avienta hacia arriba, cada vez más alto. El hombre se preocupa, hasta que Satanás deja caer el globo y éste se rompe. El hombre quiere reclamarle pero Satanás se va. En ese momento Dios va hasta el centro del escenario, llama al hombre y a la mujer y les pide sus corazones. El hombre le entrega el pedazo de globo roto, pero Dios – con tristeza pero justicia – no lo acepta y lo rechaza. La mujer le entrega el globo y Dios la recibe y sale junto con ella del escenario, a la vez que el narrador lee lo siguiente: -Porque la paga del pecado es muerte… pero… Todo el que confíe en Él no será jamás defraudado… porque todo el que invoque el nombre del Señor será - (porciones de Romanos 6:23 junto con Romanos 10:11 y 13)


Papá, escucha

PERSONAJES PADRE HIJA (Un hombre se sienta en una sala de estar para ver televisión. Está cambiando de canales constantemente.) (El padre cambia muchos canales, se para en un programa de deportes, después cambia a una comedia y empieza a reírse, sigue buscando más canales, escucha un comentador político y se enfada, sigue cambiando de canales pasando por distintas emociones, finalmente lo deja en un canal que llama su atención.) HIJA. (Entra, lleva una muñeca, absorta en un diálogo consigo misma. Juega con su muñeca, se sienta cerca de su padre, a sus pies.) ¿Papá? ¿Por qué las muñecas cierran los ojos cuando las movemos así? PADRE. (Quita la vista de la televisión por un momento, mira a su hija, mira a la muñeca y después mira a la tele otra vez.) ¿Eh? HIJA. He dicho que cómo es que las muñecas cierran los ojos. PADRE. (Absorto por la pantalla.) Eh, eh, sí, sí. HIJA. (Un poco enfadada tira de la pierna de su padre.) ¿Cómo, papá? ¿Eh? Que cómo. PADRE. (Un poco exasperado.) ¿No tienes tarea que hacer? HIJA. (Con ojos de asombro.) Es VERANO, papa, NO tengo tarea en verano. PADRE. (Sin quitar la vista de la pantalla.) ¡NO tengo tarea en el verano! HIJA. (Mira a su padre con cara de asombro) Por supuesto que no tienes tarea en el verano. Hace mucho, mucho, mucho tiempo que ya no vas al colegio. ¿Ya había escuelas cuando eras pequeño? PADRE. Creo que tu madre te está llamando… HIJA. Debes tener unas orejas superpontentes porque mamá está en el centro comercial. (Mira la televisión.) ¿Qué estás viendo, papa? PADRE. (Inmediatamente cambia de canal.) ¡Oh! Era un documental muy muy aburrido… HIJA. Pero, ¿qué hacían esas mujeres ahí en ropa interior? PADRE. ¡Ahh! Estaban hablando de la historia de… la moda. ¡Hum! Esto, ¿qué es lo que me estabas diciendo? Me decías que tu muñeca tenía tarea sobre por qué se cierran los ojos? HIJA. (Juega un poco más con su muñeca.) ¿Papá? ¿Me quieres? PADRE. (Continúa cambiando de canal.) Naturalmente, cariño. HIJA. (Pensando.) ¿Alguna vez me harías ir a un sitio en el que hubiera gente muy mala que quisiera matarme? PADRE. Por supuesto que no. HIJA. (Pensando.) Dios no debía amar mucho a Jesús. PADRE. (Confuso, medio mirando a la televisión y pensando.) ¿QUÉ acabas de decir? (La hija no contesta, solo sigue jugando con su muñeca, pero parece molesta.) PADRE. (Finalmente fija completamente la atención en su hija.) ¿Has dicho que Dios no amaba a Jesús? HIJA. (Triste.) Está en la Biblia. Dios envió a Jesús aquí y todos le mataron. Tú no me enviarías a un sitio en el que fueran a matarme porque me amas. PADRE. (Avergonzado y sintiéndose culpable.) No, no, cariño. Ven aquí… (La coge de la mano y la sienta en sus rodillas.) Eso no quiere decir que Dios no ame a su hijo. ¿Sabes? Él es mejor padre que yo. (Mira de forma culpable a la televisión, coge el control remoto y la apaga.) En realidad, soy un padre muy malo… HIJA. Pero, ¿por qué lo enviaría aquí para que lo mataran? PADRE. Jesús QUISO venir aquí. El mayor amor y más poderoso del mundo es el que es capaz de dar su vida por otra persona… Así de grande es el amor de Jesús. Así nos quiere Dios. Estoy segura de que su muerte le rompió el corazón a Dios. Seguro que fue lo más duro que tuvo que hacer en esta tierra… y en el cielo. Ese es el gran amor que Dios tiene por nosotros… nosotros somos sus niños. HIJA. (Pensando.) Así que es como si mi hermanito pequeño Lucas estuviera en peligro y tú me dejases ir a salvarlo porque é les tan pequeño e indefenso. ¿Me dejarías ir allí y morir para salvarle? PADRE. (Pensando, muy emocionado.) No sé si… bueno, me imagino que… Quiero decir… (Piensa y mira de lleno a su hija.) HIJA. ¿Me dejarías morir, papá? PADRE. (Agarra a su hija y la abraza fuertemente hacia sí.) Cariño, no sé si soy tan buen padre. Dios es mejor padre yo, Él es mucho mejor que yo.


Puede ser muy tarde

PERSONAJES PADRE MADRE HIJO ESPOSA DOCTOR PROFESOR ESTUDIANTES ESCENA I (Escenario: la casa de los Padres. El hijo tiene una fuerte y acalorada discusión con su padre.) HIJO. ¡Pero es que tú no entiendes! PADRE. Tú eres quien crees que lo sabes todo y en realidad no sabes nada… HIJO. Piensas que tu palabra es la única que cuenta… PADRE. ¡Ah! No sabes nada de la vida y mucho menos te importa lo que digo o pienso. HIJO. Eres tú quien no escuchas… contigo no se puede hablar. PADRE. ¡Ja! ¿Ahora soy yo el culpable…? Pues si no te gusta, vete. HIJO. Perfecto, me da igual, además no estoy como para seguir discutiendo con alguien tan intransigente como tú. PADRE. Ya no me interesa oírte, tú no entiendes razones. HIJO. ¡Me voy! (Tanto el hijo como el padre salen muy molestos y cada cual se dirige por su lado.) ESCENA II (Han transcurrido 5 años desde el altercado del padre y el hijo. Ahora el escenario es un salón de clases para adultos. El hijo toma clases en dicho salón.) PROFESOR. ¡Buenas tardes, señores! ¿Qué tal? CLASE. (Contesta al saludo del profesor.) PROFESOR. Bueno… ustedes saben que normalmente yo no acostumbro a dejarles tarea para el fin de semana pero dado que hoy tengo una reunión de la Facultad y no los podré reunir, les dejaré una asignación para la semana próxima. La tarea es la siguiente: deben buscar a alguien a quien amen y decirle que lo aman. Tiene que ser alguien a quien no se lo hayan dicho antes o que haga demasiado tiempo no se lo expresan. CLASE. ¡Ah, eso está fácil! PROFESOR. Entonces, nos veremos la semana próxima y que no se les olvide. (Todos los estudiantes se despiden y salen del salón.) ESCENA III (El escenario es la casa del hijo y éste se encuentra en la mesa del comedor tomando una taza de café muy pensativo y llega su esposa.) ESPOSA. ¿Qué te pasa que te noto tan pensativo? HIJO. Es que hoy nos dieron una tarea para la semana próxima que la verdad me tiene pensando. ESPOSA. ¿Y de qué se trata? HIJO. Tenemos que decirle a alguien que amamos que lo amamos; sólo que debe ser a alguien a quien nunca o haga mucho que no se lo hayamos dicho. ESPOSA. ¿Y cuál es el problema? No parece tarea difícil. HIJO. Es que cuando el profesor lo dijo me molesté muchísimo porque pensé que quién era él para pedirnos algo tan personal. Además, pensé que yo no tenía a quién decirle esas palabras. Sin embargo, cuando venía de camino, la consciencia empezó a trabajar y algo me decía que yo sabía exactamente a quien necesitaba decirle: TE AMO. ESPOSA. Es tu padre, ¿verdad? HIJO. Sí. (Pausa.) ¿Sabes qué? He decidido visitarlo mañana mismo y decirle que lo amo. (La esposa se levanta y lo abraza mientras el esposo llora.) ESCENA IV (El hijo llega a casa de sus padres al día siguiente y la madre lo recibe.) MADRE. ¡Hijo! (Lo abraza y llora.) HIJO. ¿Qué ocurre? MADRE. Es tu padre… (Baja la cabeza.) Acaban de llevárselo al hospital y está muy grave. HIJO. (Se sienta muy asombrado.) ¡Vamos al hospital! (Sale de la mano con la madre.) ESCENA V (Escenario del hospital. Antes de pasar al cuarto se encuentran con un Doctor y le preguntan.) MADRE. Dr. yo soy la esposa del Sr. Rodríguez que lo acaban de traer hace un par de horas. HIJO. Yo soy el hijo… Díganos cómo está. DOCTOR. La verdad es que su padre está muy mal. Sufrió lo que llamamos un infarto de miocardio. Significa que una de las arterias coronarias es obstruida por un coágulo que evita que la sangre fluya y el músculo cardiaco va muriendo en partes. (La madre comienza a llorar.) HIJO. ¿Podemos verlo? DOCTOR. Sólo un par de minutos y que sea un sólo familiar. HIJO. Ve tú, yo me quedo. (La madre sale a ver a su esposo enfermo. El hijo se queda en la sala esperando, se pasea de un lado a otro desesperado y angustiado. Comienza a orar.) HIJO. ¡Dios mío, permite que mi padre se recupere¡ Yo no quiero que muera, por favor… Dame la oportunidad de decirle que lo amo y que todo está olvidado. (Solloza.) Por favor, devuélvele la , yo no quiero que muera… (El hijo aún no ha terminado de decir las últimas palabras cuando sale su madre llorando del cuarto y le anuncia que su padre acaba de morir. El hijo la abraza y comienza a llorar sin consuelo.) ESCENA VI (Aparece el hijo sólo en sentado en la mesa y con una carta en sus manos que le dejó su padre. Lee la carta. El hijo la sostiene en sus manos pero es la voz del padre la que se oye dando lectura.) PADRE: Mi hijo: No se dónde estaré cuando esta carta llegue a tus manos. Eres mi hijo, a quien siempre he amado y me duele mucho saber que durante estos años nuestra relación no haya sido la mejor. No creas que quiero reclamarte y mucho menos exigirte algo. Lo que pasó, al pasado pertenece, y en nada ha cambiado el sentimiento que tengo como padre. Perdona los errores que cometí pues ser padre no es tarea fácil. Perdona el no haber llegado hasta ti personalmente y haber recurrido a esta carta. Parece un acto de cobardía pero entiéndeme hijo, me faltó valor para expresarte lo que siento No te lo he dicho antes pero hijo mío: YO TE AMO y eres lo mejor que le ha pasado a mi vida. Sólo recuerda… jamás quise hacerte daño. Sinceramente, Tu padre.


La jaula de pájaros

© The Skit Guys PERSONAJES NARRADOR JESÚS CHICO SATANÁS NARRADOR. “Tanto amó Dios al mundo que no dudó en entregarle a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca sino tenga vida eterna.” JESÚS. ¡Perdona chico! CHICO. ¿Sí? JESÚS. ¿Qué tienes ahí? CHICO. Unos pájaros silvestres. JESÚS. ¿En serio? ¿De dónde? CHICO. De ese campo de allá (señalando con el índice). Es un campo precioso con un montón de pájaros silvestres. JESÚS. Interesante. ¿Qué vas a hacer con ellos? CHICO. Uh, voy a jugar un poquito con ellos. JESÚS. ¿Jugar? CHICO. Sí, me encanta jugar con los pájaros silvestres. JESÚS. ¿Qué clase de juegos? CHICO. A veces me gusta meter un palo y golpearlos, y ellos hacen ¡aghh! (moviendo la cabeza imitando a los pájaros). Otras veces, me gusta mover la jaula y que piensen que es un terremoto, eso les encanta. JESÚS. ¿Qué haces con ellos después de jugar? CHICO. Normalmente se los doy a mi gato para que se los coma. A mi gato le encantan los pájaros. JESÚS. ¿Sabes qué? A mí también me encantan los pájaros silvestres. CHICO. ¿De verdad? JESÚS. Si, déjame comprártelos (sacándose la cartera del bolsillo del pantalón). CHICO. ¿Quieres comprar mis pájaros silvestres? JESÚS. ¡Sí! CHICO. No valen nada, no saben hacer trucos y cuando abras la puerta, se escaparan. JESÚS. ¿Cuánto cuestan? CHICO. ¿Lo dices en serio? JESÚS. Muy en serio. CHICO. 5€. JESÚS. Está bien (mientras busca un billete en su cartera). CHICO. 10€ (mientras mira la cantidad de billetes que tiene en su cartera). JESÚS. De acuerdo. CHICO. 20€. JESÚS. ¡Son pájaros silvestres! CHICO. ¡Son pájaros exóticos! JESÚS. ¡Los encontraste en un campo! CHICO. ¡En un campo exótico! JESÚS. Está bien, es todo lo que tengo. (Intercambian la jaula por el dinero. Coloca la jaula encima de un taburete, abre la puerta y libera los pájaros mientras los observa como vuelan). SATANÁS. Veo que estás mirando la jaula. JESÚS. Sí, ¿qué tienes dentro? SATANÁS. Tú ya lo sabes. JESÚS. La humanidad (mientras asiente con la cabeza). SATANÁS. Los encontré en el jardín del Edén. Lo gracioso es que ellos solos se metieron dentro, yo no hice nada. JESÚS. ¿Qué planes tienes con ellos? SATANÁS. Voy a jugar con ellos. JESÚS. ¿Jugar? ¿Qué clase de juegos? SATANÁS. De Todo tipo. Voy a poner muchas distracciones en sus vidas, les proporcionaré todo tipo de placeres y luego pondré su mundo al revés. Haré que lo correcto parezca falso y lo falso parecerá correcto. JESÚS. ¿Y después? SATANÁS. Los condenaré por la eternidad. JESÚS. Mi Padre y yo…. Amamos a la humanidad. SATANÁS. Lo sé. JESÚS. Queremos que puedan acceder a nosotros. Así que… voy a pagar por su libertad. SATANÁS. ¿Quieres a estos humanos? JESÚS. Sí (asintiendo con la cabeza). SATANÁS. Sabes que te han prometido tantas cosas antes, te van a abandonar. JESÚS. Algunos sí… y algunos no. SATANÁS. ¿Estás hablando en serio? JESÚS. Muy en serio. SATANÁS. Te va a costar muchas lágrimas. JESÚS. Lo sé. SATANÁS. Tu sangre. JESÚS. Sí. SATANÁS. Te va a costar la vida. JESÚS. Lo sé. SATANÁS. ¿Quieres dar tu vida? JESÚS. Estoy dispuesto a dar todo lo que haga falta. (Satanás da la media vuelta y desaparece.) NARRADOR. Esto nos recuerda lo que hizo Jesús por nosotros en la cruz, él tomo esa cruz y subió al Monte Calvario. Porque te amo a ti y a mí.


Tienda de Identidades

 PERSONAJES DEPENDIENTA PERSONA MALO PAYASO ESTUDIOSO CANTANTE ACTOR CRISTIANO Estamos en una tienda de “identidades”. Las identidades están tapadas con una sábana blanca para que no cojan polvo y no se quiénes son. La dependienta está dando vueltas por la tienda hasta que entra un cliente. Se trata de una persona sin identidad que está buscando una para su vida. El cliente va vestido de un color uniforme, sin destacar mucho (todo gris, o negro oscuro) con capucha y con la cara tapada. DEPENDIENTA. ¡Hola! ¡Buenos días!   CLIENTE. ¡Buenos días! DEPENDIENTA. ¿En qué puedo ayudarle? CLIENTE. Sí, mire, estoy de visita por aquí y al pasar delante de la tienda me llamó muchísimo la atención y decidí entrar a ver qué había ya que quizá alguna de las cosas que tiene por aquí me puedan servir. DEPENDIENTA. Pues bienvenido. Si quiere echar un vistazo y preguntar algo, aquí estoy para ayudarle. CLIENTE. Muchas gracias. (El cliente va dando vueltas sin atreverse a levantar las sábanas.) Disculpe… DEPENDIENTA. ¿Sí? CLIENTE. Podría enseñarme un poco lo que tiene oculto por aquí. DEPENDIENTA. Desde luego. Sí, mire, nuestra tienda se ha especializado en la venta de identidades y por lo que veo quizá usted esté interesado en adquirir una. CLIENTE. Sí, así es. DEPENDIENTA. Pues ha venido al lugar perfecto. CLIENTE. La verdad es que he probado tantas identidades que he perdido la mía propia y al ver esta tienda me he animado a entrar y probar suerte. ¿Me podría mostrar algún ejemplo? DEPENDIENTA. Por supuesto, yo le muestro, venga por aquí. Como no sé el presupuesto que tiene le voy a enseñar desde las más accesibles hasta las más caras y así usted decide cuál se puede ajustar a su vida. ¿Le parece bien? CLIENTE. Sí, sí, muy bien. DEPENDIENTA. (Levanta la primera sábana y descubre a un joven con una pistola en la mano apuntando, en actitud agresiva. El cliente se asusta al verla.) Como puede ver, ésta es la identidad del malo. Si usted compra esta personalidad todo el mundo le va a temer. ¿Quién se va a meter con usted? ¡Nadie! CLIENTE. Esta personalidad es muy interesante. Cuando yo era pequeño, mis compañeros me golpeaban en la escuela, me insultaban y me dejaban todo dolorido… Ojalá hubiera tenido esta identidad antes, me habría ido mejor… DEPENDIENTA. Si usted hubiera venido entonces, no le habrían tocado ni un pelo… CLIENTE. Pues sí, yo me habría defendido y les habría asustado. ¿Sabe lo que le digo? Que me quedo con esta identidad. DEPENDIENTA. Bueno, como quiera, pero quizá haya ahora otras le vayan mejor con su situación actual. Déjeme que le enseñe el resto. CLIENTE. Bueno, está bien… DEPENDIENTA. (Levanta otra sábana y aparece un payaso haciendo monerías.) Como puede ver, ésta es la identidad del payaso. Esta identidad es bien interesante también porque con ésta va a ser muy feliz y va a hacer muy feliz a todos los que están a su alrededor. CLIENTE. Fíjese que tiene razón… ¿Quién quiere ser un malo, asustar a todas las personas para que se venguen de uno cuando se puede ser un payaso y hacer reír a las personas amadas sin que se alejen de ti? Está muy interesante ésta del payaso. DEPENDIENTA. A usted lo van a querer, lo van a invitar a todas las fiestas y va a ser el centro de atención de todos… CLIENTE. ¡Qué bien! Cuando yo era pequeño contaba chistes y la única que se reía era mi mamá, nada más… Así que con esta identidad veo que puedo ser feliz, pero ya que estamos me gustaría ver el resto porque cada identidad nueva que me enseña es mejor que la anterior. DEPENDIENTA. ¡Por supuesto! Es por eso que tienen distintos precios… Déjeme mostrarle otra. (Quita la sábana y aparece la personalidad del estudioso.) Como puede ver ésta es la identidad del estudioso. Si se lleva esta identidad, como graduado de la Universidad de Harvard, todo el mundo va a estar interesado en usted. Su opinión va a ser muy influyente e incluso los presidentes contarán con su consejo. CLIENTE. Tiene usted mucha razón. Con esta identidad, yo creo que podría hacer hasta dinero con sólo aparentar que tengo mucha sabiduría. DEPENDIENTA. Claro, claro… CLIENTE. Atraería a gente más importante, ya no estaría con los amigos de siempre, ¿verdad? Me gusta mucho, creo que me voy a llevar ésta. DEPENDIENTA. Bueno pero, ¿qué le parece si le enseño el resto? Igual hay otra mejor para usted. CLIENTE. De acuerdo. DEPENDIENTA. (Levanta otra sábana y aparece un joven cantante.) Como puede ver, ésta es la identidad del rockero. Con esta identidad va a poder viajar de país en país y todo el mundo va a saber quién es usted. Va a tener fama, dinero, va a ser escuchado por millones de personas. Es una identidad muy interesante. Va a recorrer mundo y las chicas van a estar locas por usted. CLIENTE. Me gusta, me gusta… Esta personalidad me está gustando. (Lo imita.) Fíjese, parece que ya se me pega algo… DEPENDIENTA. Le está perfecta. CLIENTE. Yo siempre he tenido la intención de viajar pero como no tenía dinero me ha sido imposible; pero con esta personalidad creo que voy a poder realizar ese sueño. Las personas se me echarán encima para que les firme autógrafos. ¿Quién no quiere ser una persona reconocida con fama y éxito? DEPENDIENTA. Claro que sí. ¿Está interesado en ella? CLIENTE. ¡Sí, sí, por supuesto! DEPENDIENTA. Pues aún tengo una mejor: la más cara. (Quita la sábana.) Esta identidad es la de actor. CLIENTE. ¿Un productor de cine? DEPENDIENTA. Esta identidad es bien interesante. Déjeme decirle… Porque con esta identidad usted va a hacer el papel que quiera. Podrá cambiar de personalidad, de personaje y va a ganar mucho dinero… CLIENTE. Tiene razón. Siendo productor de cine puedo ser un cantante, aparentar que soy estudioso, hacer tonterías como un payaso y hasta volverme malo, si es necesario. Yo creo que ésta es la personalidad adecuada. DEPENDIENTA. Pero déjeme recordarle que esta es la personalidad más cara y no sé si usted tendrá tanto dinero para comprar esta identidad… Mire el precio… CLIENTE. (Mira la etiqueta y se asusta.) ¡Uy! Pues… ¿sabe? Quizá tendría que venir en otro momento… En fin… Gracias por su ayuda, las identidades son interesantes pero no sé si me convencen al 100% ya que algunas de ellas ya las he probado en parte en otros momentos de mi vida y no me han llenado… Yo pensaba que esta vez iba a ser diferente pero quizá no sea así… Bueno, de todas formas, gracias, ha sido muy amable pero todo esto es como muy complicado. DEPENDIENTA. Bueno, espere, no se vaya todavía. Permítame un segundo. Por aquí tengo otra identidad que no la muestro mucho porque no suele interesarse a la gente. Sólo échele un vistazo, tampoco pierde nada. Si ya ha probado algo de las otras identidades y no se ha sentido cómodo como para adoptarlas como su identidad personal fija, quizá algo distinto le haga pensar. ¿Qué le parece? CLIENTE. Bueno, sí, tiene razón. No tengo nada que perder. DEPENDIENTA. (Quita la sábana.) La tengo aquí tan aparcada, sin vender desde hace tanto tiempo, que si a usted le interesa se la regalo. (Se trata de la identidad del cristiano. Un hombre vestido normal, sin nada llamativo.) CLIENTE. (Mirando la identidad.) ¿Y esta qué identidad es? DEPENDIENTA. Es la identidad del cristiano. Fíjese, lo interesante de esta personalidad es que viene con un manual de instrucciones que se llama la Santa Biblia. CLIENTE. ¿Con un manual de instrucciones? DEPENDIENTA. Así es… CLIENTE. La verdad es que aparte del manual no tiene nada llamativo ni interesante… DEPENDIENTA. Desde luego, lo que distingue a esta identidad del resto es este manual. Algunos clientes que se la llevaron vinieron a decirme luego que lo interesante de la identidad era precisamente ese manual. Que les sirvió de muchísima ayuda y que no entendían cómo podía ser tan barata con el valor que tenía ese manual… CLIENTE. Bueno, pues no sé… En sí no me dice mucho pero quizá el manual traiga un poco de luz a esta identidad. He probado muchas identidades en la vida pero nunca me había planteado ésta… Quizá debería probar… DEPENDIENTA. ¿Quién sabe? Quizá encuentre su verdadera identidad ahí. CLIENTE. Entonces, ¿de verdad que me la da? DEPENDIENTA. Sí, así es… CLIENTE. No sé qué decirle, se lo agradezco mucho… Espero encontrar mi verdadero yo en las letras de este manual. DEPENDIENTA. De nada. Mucha suerte y por favor, venga a contarnos su experiencia cuando la conozca mejor. CLIENTE. Así lo haré. (Coge a la identidad y se la lleva.) FINAL ALTERNATIVO (Se apagan las luces para expresar el paso del tiempo.) CLIENTE. (Entra de nuevo en la tienda vestido de forma normal y con la Biblia en la mano.) De todas las identidades que he tenido esta es la única identidad que ha llenado el vacío de mi corazón. Con esta personalidad he sido yo el que ha escogido su propia personalidad. (Se marcha de la sala.) DEPENDIENTA. (Al público.) ¿Qué identidad están comprando ustedes? ¿Están escogiendo la identidad correcta?


La Subasta de un Alma

“La Subasta de un Alma” es una obra de teatro muy popular en muchos lugares de América Latina. En muchos países se ha presentado por muchos grupos de teatro cristianos, y ha sido de gran impresión y bendición para los espectadores. Esta obra nació como una inquietud de jóvenes universitarios de Puerto Rico, y para el año 1982 se montó por primera vez, con 6 personajes. La duración de la obra, de pocos minutos al comienzo, es hoy un rico drama de una hora o más de duración. El Ministerio Drama La Subasta de un Alma lo popularizó, mediante la grabación de un video para el Ministerio Cristo Viene, del hermano Yiye Ávila. Esta es la versión corta de “La Subasta de un Alma”. PERSONAJES: * SUBASTADOR * ALMA * JESUCRISTO * EL MUNDO * LOS VICIOS * DIABLO (Entra el Subastador bajo el ambiente eufórico del público) SUBASTADOR: Damas y Caballeros sean bienvenidos a un evento único en el mundo, donde usted podrá adquirir un elemento muy preciado por todos!!! Un alma!!! Si como lo esta escuchando el alma de un ser humano, así que anímese!!! No espere mas!!! Puede ofrecer lo que quiera, pero para comenzar con este espectáculo hace falta el tan codiciado articulo, (empieza a buscar en el publico) vamos a ver…. Quien se ofrece…. Usted querido amigo(a) (la persona se asusta) si usted!!! Vamos a darle un fuerte aplauso…(pasa la persona al escenario) sabe usted cuanto puede valer su alma??? ALMA: La verdad es que no se cuanto puede valer… SUBASTADOR: Pues mucho!!! Pero veamos quien ofrece algo por esta alma… a ver….. MUNDO: UN MOMENTO!!! SUBASTADOR: Escuche a alguien decir algo….si ya tenemos un postor…quien es usted y que ofrece por esta alma. MUNDO: Yo soy el mundo señor subastador…y puedo dar a esta alma todo lo que necesita, dime cariño no te gustaría ser famoso a costo de lo que sea??? Ser admirado por todo el mundo, entonces yo puedo ofrecértelo querido (a) !!! Yo he hecho a muchos famosos como por ejemplo “La princesa del pop Britney Spears, Ricky Martín para que vivas la vida loca, Madonna, Cristina Aguilera (risas) además te puedo enseñar a estar a la moda… necesitas vestirte mas sexy…ENSEÑAR querido(a), tienes que mostrar tu material, el que no muestra no vende, que te lo digo yo que he ayudado a muchos!!! No te gustaría probar otras experiencias más excitantes??? Como hacer el sexo con muchas personas!!! Si!!! Las famosas orgías (risas) claro ahí puedes explotar todo ese animal que hay en ti, tienes que darles riendas sueltas a la lujuria y el placer, además te puedes instruir mucho sobre el tema sexual con la Internet, las llamadas eróticas, fíjate muchos jóvenes lo hacen y pasan horas y horas viendo PORNOGRAFIA en Internet (risas) si querida alma tu eres el dueño del mundo, puedes tener a muchas personas a tus pies; si te gusta una mujer tómala!!! No le hagas caso al llamado “matrimonio” es pura basura!!! También te puedo ofrecer mucha diversión!!! Rumba!!! Tienes las discotecas y rumbas calientes!!! (Risas) bien espero que valores lo que te estoy ofreciendo. SUBASTADOR: BIEN QUE TE PARECE ALMA!!! ALMA: Me parece excelente…conocer el mundo entero, el placer, el dinero!!! Guao!!! Es estupendo señor subastador…me quedo con el mundo!!! SUBASTADOR: Bien ya tenemos un comprador!!! Su nombre es el Mundo y ha ofrecido grandes cosas por esta alma…pero veamos a lo mejor haya otro comprador que supere la oferta…quien da mas…. VICIOS: YOOO!!! YO OFREZCO MAS POR ESA ESTUPIDA…. AHH QUIERO DECIR ESA BELLA ALMA… SUBASTADOR: Bien quien es usted y que puede dar por el (o ella)???. VICIOS: (Risas) Yo puedo dar mucho por ti mi querida alma, como por ejemplo!!!Puedo convertirte en millonaria de la noche a la mañana, no te gustaría ser rica??? Pues juégate (ofrece juegos de loterías) (Risas) Recuerda el que no arriesga no gana!!! Ahora si lo tuyo es un despecho… puedes ahogar tus penas en el alcohol!!! Con el puedes olvidar todo lo que te rodea, tienes para escoger (ofrece bebidas alcohólicas) (Risas) te gusta alma?? Además te puedo enseñar mas maravillas…como relajarte con los cigarrillos, ahhh, tienes que fumar, esta a la moda entre los adolescente, la tienes en diversos sabores como el sabor a menta, SUAVE!!! Para que cuides tu aliento….y por ultimo mi vicio favorito, te hablo de LAS DROGAS!!! (risas) SI LAS DROGAS!!! Con ellas vivirás momentos de éxtasis, YA VERAS QUE CUANDO LAS PRUEBES NUNCA LA PODRAS DEJAR!!!… la puedes conseguir en muchas partes en las esquinas, escuelas… en fin!!! En muchos lugares, que te parece, alma…??? ALMA: Esta oferta es inigualable…probar cosas nuevas, el alcohol, las drogas, los cigarrillos…Guao!!! Es excitante señor subastador…me quedo con los vicios!!! SUBASTADOR: Bien ya tenemos un nuevo postor!!! Su nombre son los vicios y ha ofrecido de todo…pero veamos a lo mejor haya otro comprador que supere esta espectacular oferta…quien dijo yo!!!! A ver quien da mas…. DIABLO: YO!!! Puedo ofrecer mas por esa alma Señor Subastador!!!! SUBASTADOR: señor diablo…usted aquí…es cierto que usted nunca se ha perdido una subasta y mucho menos si se trata de un alma…a no ser que llegue Jesu…. DIABLO: CALLATE!!! No digas ese nombre!!! Yo nunca he perdido una subasta….pero a ver que tenemos por aquí…si es un alma (risas) un alma buscando un buen comprador, pero hijo(a) mío(a) te ha llegado tu día de suerte y sabes por que??? Porque estoy dispuesto a ofrecer mucho por ti, sabes??? Todas las cosas que te han ofrecido estas personas, Yo!!! (Risas) te las puedo dar todas juntas!!! ALMA: Todas juntas dice!!! DIABLO: SI!!! Porque soy el príncipe de este mundo y he venido para dar, salvar y construir, pero a ver que tenemos por aquí, MUNDO!!! Ahhhh!!! Mi bello y precioso Mundo, cuanta gente no se ha desbocado por ti, mucha!!! (Risas) eso de incitar a los jóvenes a las discotecas, minitecas y rumbas calientes eso esta genial por que así ellos satisfacen su mas bajos instintos, sigue colocando anuncios de chicas de sexo a domicilio en la prensa que inciten a la lujuria y al placer eso me gusta…sigue así….después te sigo dando mas estrategias….VICIOS….o vicios eres grandioso!!! Eso de colocar grandes show en la Televisión para enviciar a las personas a las loterías y los juegos de azar eso esta esplendido, así los manipulo a mi antojo, gastan toda su quincena pensando que se harán millonarios de la noche a la mañana (risas) pero todo es una mentira porque los arruino por completo y lo único que les queda es recurrir al alcohol y las drogas (risas) Claro ellos llegan hasta matar a su propia familia por una miseria del vital polvo (risas) sigue así vicios, tráeme almas a mi merced nos queda poco tiempo y hay que trabajar rápido….bien señor subastador eso es lo que ofrezco y puedo dar mas, solo si el alma me lo pide!!! ALMA: INCREIBLE!!!…Tres en uno guao!!! No lo puedo creer, señor subastador si es así me quedo sin pensarlo con el señor diablo!!! SUBASTADOR: Bien!!! Damas y caballeros esta ha sido la oferta del señor diablo, un combo completo… tres en uno!!! Estupendo!!! Yo creo que esta oferta es insuperable…pero por si acaso haré la cuenta respectiva… DIABLO: Termine de una buena vez con esto, Subastador!!! SUBASTADOR: Desde luego señor… a ver quien ofrece mas…a la una…a la dos y a las……..tres!!!! Vendida el alma al diablo…gracias por haber venido… DIABLO: (risas) Eres mía estupida alma…. (Le coloca unas cadenas) ALMA: Pero que hace…porque me pone estas cadenas Nooo!!! DIABLO: Eres un estupido(a) ahora vendrás conmigo al infierno!!!! CRISTO: NO!!! Esta alma de esta joven me pertenece!!! SUBASTADOR: Pero…Señor Jesús… esta alma…ya tiene un dueño… y es el señor diablo… (Muestra la mano para que el subastador se calle) CRISTO: Satanás…esta alma me pertenece, por que mi sangre derramada en la cruz del calvario ha roto todo contrato y tu reino de perdición y maldad ha sido roto. DIABLO: Esta bien Jesús, pero dejemos que sea el alma quien decida con quien de los dos se va…bien habla!!! ALMA: Yo…me encuentro muy confundido…se lo que el diablo me ofrece pero que me ofrece usted señor Jesús. CRISTO: Hija mía yo te ofrezco salvación y vida eterna, los placeres y los vicios son pasajeros pero lo que yo te ofrezco es eterno, mi paz te dejo mi paz te doy, no como el mundo la da yo os la doy, recuerda estaré contigo todos los días hasta la eternidad. DIABLO: Bien alma!!! Decide con quien de los dos te vas…HABLA!!!… ALMA: Suéltame Satanás!!! Por que ya no vivo yo, mas vive Cristo en mi…y lo que viví en la carne lo viviré en la fe del hijo de Dios el cual me amo y se entrego así mismo por mi!!! DIABLO: (Molesto y derrotado) NOOOOO!!! POR QUE JESUS TIENES QUE INTERFERIR!!! CRISTO: Fuera Satanás!!! ALMA: (Llorando) PERDONAME SEÑOR NO SABIA LO QUE HACIA!!!! CRISTO: Hija mía yo siempre he estado tocando la puerta de tu corazón..Pero eres tu quien debes dejarme entrar, de cierto os cierto os digo el que esta en mi nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas, eres libre!!! (se caen las cadenas) !!! ALMA: (empieza a saltar de alegría y grita) SOY LIBRE!!! JESUCRISTO ME HA HECHO LIBRE!!!

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • lisbel on 5 marzo, 2015 at 5:00 pm
    • Responder

    Hol@ bendiciones:

    Hermanos cuando van ha poner otros dramas, a mi me interesan para hacerlos en mi misión, es una bendición todo lo que publican.

    • Carlos Hdez Sanchez on 8 marzo, 2015 at 5:33 pm
    • Responder

    Dios les bendiga mis hermanos.
    Estos dramas están muy buenos, ¿pero cuando publicaran otros que no sean de navidad?, los necesito para el departamento de jovenes.
    Bendiciones

    • Lisbel on 18 marzo, 2015 at 4:29 pm
    • Responder

    Bendiciones mis hermanos necesito que me ayuden con algunos recursos como los dramas para la liga de joven, por favor.

    1. OK, trataré de subir algunos en estos días,es que no tengo casi tiempo… DTB

    2. Roiler te falta nada más la imágen de enlase para la revista.
      Así que dale que estoy updateando ya en MJEC.

    • Luis Armando Suárez Montier on 4 septiembre, 2015 at 10:58 am
    • Responder

    Dios les bendiga mucho , hermanos primeramente quiereo darle gracias a Dios por permitir esta pagina tan nesesaria , y a ustedes por tener tan genial idea , pero quisiera que pongan otras obras de teatro que no sean ademas de navidad y de semana santa , a mi me gusta mucho el teatro es uno de mis ministerios , pero me gustaria a demas alguno que tenga que ber con los cristianos universitarios , por que me gustaria hacer uno con un grupo de mi universidad en un tiempo de noche de recreacion de la escuela , para que los no cristianos se sientan conmovidos he impactados por una evangelizacion teatrar ok jajaja me gustaria que alguien me dijera si la idea les parese bien o no , ok bueno chao Dios los bendiga mas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE