Tiempo y eternidad

relojEl es factor de indiscutible importancia en la del hombre. Se dice “tiempo vuela”, que “el tiempo que se pierde no se recupera”, y que “el tiempo es oro”. Todas estas frases reflejan el hecho de que el tiempo es considerado como algo vital en la experiencia humana. Es del todo correcto concederle importancia al tiempo, puesto que vivimos dentro de su esfera y bajo su influencia. Nacemos, vivimos y morimos dentro de unos límites específicos de tiempo y espacio. Saber aprovechar cada momento es un acto de sabiduría y acierto que produce resultados ventajosos para todo ser humano.

Pero el hombre es un ser no sólo relacionado con el tiempo sino también con la eternidad. El hombre es un alma viviente cuya vida no termina en el cementerio sino que trasciende los límites del tiempo. Hay una vida más allá de esta vida terrenal. ¡Hay eternidad!

La eternidad es una realidad con dos aspectos distintos: En uno de los está la Salvación eterna; de esa realidad disfrutarán los que se hayan acogido a la gracia de y hayan recibido el perdón de sus pecados por la fe en la persona de Cristo. “La paga del pecado es muerte, pero el regalo de es vida eterna por Cristo Jesús….” (Romanos 6:23). Nadie se merece ese lugar. La vida eterna no es un premio, sino un regalo de que se recibe únicamente por la fe. Ningún mérito ni obra puede hacer que una persona sea merecedora de la salvación eterna. Sólo la fe en Cristo puede hacer posible que el ser humano tenga acceso a la presencia de .

El otro aspecto de la eternidad se llama condenación o el infierno eterno. Ese es un lugar preparado para aquellos que hayan rechazado el regalo de la gracia de Dios a través de Jesucristo “…está establecido que a los hombres que mueran una sola vez y después el juicio” (Hebreos.9:27).

Quienes estén allí sufrirán la angustia del alejamiento de Dios y la justa retribución por su iniquidad. El infierno será la morada eterna de aquellos que mueren en sus pecados.

Estimado lector: Es cierto que el tiempo es oro, pero la eternidad es mucho más. Todos los seres humanos tendremos que enfrentarnos a la eternidad. No hay escapatoria posible. Hay una eternidad de vida y luz. Hay otra de muerte y tinieblas. Una es tan real como la otra. La diferencia entre ambas se halla en Jesucristo. “El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al no tiene la vida”. (1 Juan 5:12). Pide a Cristo que perdone tus pecados. Reconócelo como tu salvador personal. Recibe por fe el regalo de la vida eterna que Dios ha prometido a todos los que confían en El.

3 comentarios

    • Marlen Tamayo en 12 noviembre, 2013 a las 11:28 am
    • Responder

    Con el tiempo he estado luchando últimamente, es que estoy viendo la necesidad de emplearlo solo en cosas útiles.

    • Xiff en 10 julio, 2014 a las 3:55 pm
    • Responder

    Contrario a lo que muchas religiones cristianas enseñan sobre el infierno, los padres de la iglesia en los primeros siglos enseñaban que el infierno no era un lugar de tormento eterno, sino la separación definitiva de Dios.

    • Raúl Guerra en 5 septiembre, 2016 a las 11:22 pm
    • Responder

    ¿Te puedo decir algo que retará tu entendimiento? Muchos piensan que veremos la eternidad cuando muramos físicamente sin embargo en esta vida podemos ser testigos vivientes de lo eterno. La naturaleza de Dios es eterna así como su Palabra nunca pasa nunca deja de ser. Cuando aceptamos a Jesús en nuestro corazón el Espíritu Santo que de hecho es eterno también, viene a havitar en nuestra naturaleza mortal o no eterna para guiarnos y enseñarnos todas las cosas para llegar a nuestro destino en el Señor, y el en su poder puede llevarnos fuera del tiempo a caminar en lo eterno, y digo fuera del tiempo porque la eternidad no está sujetada al tiempo solo lo que es mortal se ve afectado por el ; Ejemplo: Dios en su anhelo de compartir sus secretos con sus hijos nos puede llevar a lugares y enseñarnos cosas que solo están en la eternidad cosas que no podemos ver en lo físico sino que nesecitamos ser conducidos en el espíritu, un ejemplo de una persona que se movía mucho en esta dimención era el apostol Juán, leer Apocalipsis. Además según la Eterna Palabra de Dios se registra que Enoc caminaba con Dios y que en algún momento se quedó con el Señor y no regresó, Moises pasó 40 días y 40 noches sin comer alimento ni beber agua Exodos 34:27-30, para una persona esto es imposible el cuerpo humano no puede estar más de tres días sin beber agua. lo que da a indicar que Moises estuvo en un lugar de la eternidad donde su único sustento era Dios, donde su cuerpo fue trasladado físicamente y donde Dios lo introdujo en una dimención que no es natural ni visible a la naturaleza mortal………….. !Que conste que el ayuno de Jesús fue solamente de alimento, pues La Palabra dice que no comió nada pero no dice que no bebió, también dice que tubo hambre, y no refleja que tubo sed lo cual da a entender que en su ayuno se abstuvo de alimento solamente de hecho el diablo lo tienta con el alimento no con el agua Lucas 4:1-4

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

MaranataCubaTV

Ya estamos en Youtube, únete al canal